Metro de Madrid detecta un elemento con amianto en dos modelos de trenes

Metro de Madrid detecta un elemento con amianto en dos modelos de trenes

La dirección de Metro de Madrid ha comunicado a los sindicatos que ha detectado un nuevo elemento con amianto en la cabina del conductor de dos modelos de trenes antiguos, en concreto, la placa aislante situada detrás del armario que contiene las resistencias.

Así lo ha trasladado la dirección del suburbano a los sindicatos en la sexta reunión de la comisión de seguimiento y ejecución de la estrategia de acción para la gestión del amianto en el suburbano. La presencia de este material con amianto no friable -que no emite fibras- no implica ningún riesgo para los conductores de los trenes, dado que no tienen que manipular esta pieza, han indicado a Efe fuentes de la dirección de la compañía y del sindicato UGT.

Para que el personal de taller no toque este material con amianto, se han suspendido los trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo en el armario de la cabina de estas unidades (trenes 2000 A y 5000 segunda serie). Además, se ha analizado un porcentaje representativo de cabinas de estos modelos, se han realizado mediciones ambientales y se han tomado muestras de superficie, que han resultado negativas, según las mismas fuentes.

En el caso de que alguna muestra fuera positiva, la comisión ha acordado que se paralizará automáticamente la actividad. Toda la información se ha puesto en conocimiento de los trabajadores mediante una circular que ha sido publicada en el portal del empleado.

COMIENZAN A RETIRAR EL AMIANTO

Metro de Madrid también ha anunciado el comienzo del proceso de retirada del amianto de los disyuntores, que se comenzarán a sustituir a partir de la próxima semana. La compañía ha procedido a revisar todas las instalaciones del suburbano y el material móvil para eliminar el amianto de toda la red.

Los trenes del suburbano estarán libres de amianto a finales de 2019, tras la inversión de 5 millones de euros. La empresa está identificando y señalizando las instalaciones que contengan materiales con amianto para evitar -por desconocimiento- la manipulación de estos elementos sin adoptar las medidas de seguridad adecuadas.

Fuentes del suburbano han destacado a Efe que la presencia de materiales con amianto no supone un riesgo en sí misma, ya que en la mayoría de los casos las fibras se encuentran retenidas dentro del material, por lo que su liberación al ambiente y el riesgo de inhalación es muy bajo.

Los sindicatos que forman parte de la comisión han solicitado información sobre el plan de vigilancia de la salud de los trabajadores. Asimismo, han propuesto que se active un protocolo de emergencia en el caso de detección de materiales con amianto en zonas de riesgo.