Metro de Madrid detecta de nuevo amianto en la pintura aislante de trenes en la línea 6

El exgerente de Prevención de Metro convencido de que no había riesgo por el amianto
El exgerente de Prevención de Metro convencido de que no había riesgo por el amianto |Telemadrid

Metro de Madrid ha vuelto a detectar amianto en la pintura aislante que se utiliza en elementos internos de trenes modelo 5000 segunda clase, que prestan servicio en la línea 6, quedando suspendidas la actividad y las labores de mantenimiento en las unidades con este material.

Así lo recoge una circular interna de la compañía dirigida al servicio de mantenimiento, y que da cuenta del positivo detectado en amianto en esta pintura bituminosa que hace funciones de aislante superficial de determinadas piezas y elementos de estos vehículos.

Metro expone que esta pintura, en su estado "original" es "no friable" (no desprende fibras) si bien "en estado degradado puede convertirse en friable", por lo que los trabajos de mantenimiento "preventivo y correctivo pueden verse afectados" ante la presencia de material con amianto. La circular muestra fotografías de los cuatro emplazamientos en los que se ha detectado esta pintura con asbesto en el interior de los trenes modelo 5000 segunda clase.

SUSPENDIDOS LOS TRABAJOS DE MANTENIMIENTO

El documento, fechado el 28 de septiembre, determina que todos los trabajos de mantenimiento sobre estas unidades quedan temporalmente suspendidos, si bien especifica que gran parte de esas labores ya estaban paralizadas. "Cualquier actividad a realizar sobre los trenes cautelarmente paralizados, incluidos las maniobras y movimientos, deberán ser autorizados por el responsable del área de mantenimiento", recoge la circular de Metro. Fuentes sindicales explican a Europa Press que estos trenes prestan servicio en la línea 6 del suburbano.

Recientemente Metro sustituyó ocho trenes que circulaban por la línea 5 tras haber detectado amianto en la pintura que recubre algunos elementos situados en los bajos de los coches y en la cabina, donde se encuentran tapados. También explicó que el hecho de que esa pintura hubiera un "pequeño porcentaje" de amianto no ha supuesto ningún riesgo para trabajadores ni viajeros, ya que además de no tener acceso a los elementos que recubría dicha pintura, el estado de la misma era no friable, es decir, que no emitía fibras.