Mercasa denuncia un intento de robo en su sede en Madrid en la noche de Navidad

Mercasa denuncia un intento de robo en su sede en Madrid en la noche de Navidad

Mercasa, grupo presta servicio público al conjunto de la cadena alimentaria, de manera especial en el escalón mayorista de alimentación fresca, a través de la red de Mercas, ha denunciado un intento de robo en su sede en Madrid en la noche del 25 al 26 de diciembre, informaron a Europa Press en fuentes de la dirección de la compañía.

El grupo, participado en un 51 por ciento por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), tuvo constancia el martes de que habían entrado en sus oficinas, sitas en el número 180 del madrileño Paseo de la Habana, al ver forzada una de las ventanas.

Inmediatamente se presentó una denuncia ante la comisaría de Chamartín, y miembros de la Policía científica ya se han personado en el inmueble para realizar las primeras investigaciones.

En un primer recuento, según las mismas fuentes, parece que no ha desaparecido ningún objeto de valor, pero se está evaluando y haciendo inventario de todo lo que había en las oficinas, incluida documentación relativa al grupo.

Se da la circunstancia de que el martes fue día no laborable para los trabajadores de Mercasa, que regresaron este miércoles sus ocupaciones habituales.

El grupo que preside David Martínez Fontano facilita la comercialización mayorista procedente de origen, apoya al comercio minorista en todos sus formatos, modernizando los mercados municipales y fomentando nuevos desarrollos comerciales, según consta en su página web.

Mercasa, que facturó 21,6 millones de euros en 2016, ha promovido y gestiona junto a los ayuntamientos respectivos la red de Mercas, que cuenta con 23 unidades alimentarias, grandes complejos de distribución mayorista y servicios logísticos, que cubren toda la geografía española. En la red de Mercas operan unas 3.600 empresas mayoristas y de servicios complementarios, que facturan unos 10.000 millones de euros anuales.

En la red de Mercas se comercializa en el escalón mayorista el 50 por ciento de las frutas, hortalizas, pescados y mariscos que se consumen en España, y un 30 por ciento de las carnes.

La plantilla de la compañía estaba compuesta por unas 177 personas a 31 de diciembre de 2016.