Medio millón de extranjeros deberán registrase en el censo para votar en mayo

Casi medio millon de extranjeros con derecho a voto en 2011

Medio millón de inmigrantes residentes en la Comunidad de Madrid tendrán hasta el 15 de enero para inscribirse en el registro del Censo Electoral y participar en las elecciones municipales del próximo 22 de mayo. Estos datos los ha facilitado la consejera de Empleo, Mujer e Inmigración, Paloma Adrados, que ha comparecido ante los medios para presentar la campaña informativa con la que se pretende fomentar el derecho al voto de los inmigrantes llamados a las urnas.

En estos comicios podrán votar en torno a 330.000 extranjeros que residen en la región procedentes de la Unión Europea y Noruega, así como 160.000 ciudadanos de países con los que España mantiene un acuerdo de reciprocidad en el sufragio y que participarán por primera vez en unas elecciones locales.

Por países, los Estados comunitarios que aportarán un mayor número de electores son Rumanía (218.184 votantes), Bulgaria (33.799) y Polonia e Italia, cada uno con alrededor de 28.000 ciudadanos.

De los nueve países con los que España ha suscrito un acuerdo de reciprocidad, los que tendrán un mayor peso en el censo electoral serán los extranjeros procedentes de Ecuador, Colombia, Perú, Bolivia, Paraguay y Chile

Para ejercer su derecho al voto, todos ellos deberán ser mayores de edad el próximo 22 de mayo, estar empadronados en el municipio donde residan e inscribirse en el Censo Electoral hasta el 15 de enero de 2011.

En cambio, los extranjeros no comunitarios también deben tener al menos cinco años de residencia legal, continuada e ininterrumpida en España, excepto para los electores de Islandia, Noruega y Nueva Zelanda, a los que les bastará con haber residido sólo durante tres años.

Para la inscripción en el Censo Electoral, requisito imprescindible para votar, los extranjeros residentes en la Comunidad podrán optar por tres vías: a través del padrón municipal, por internet (sede.ine.gob.es) o por correo postal.

En este último caso, se deberá responder a las tarjetas enviadas previamente por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el marco de la campaña que ha presentado hoy Paloma Adrados se distribuirán 48.000 folletos editados en cuatro idiomas (rumano, español, búlgaro e ingles), que recoge información básica para los electores y los requisitos de empadronamiento.

Para que alcance una mayor difusión, serán repartido en los 17 Centros de Participación e Integración de Inmigrantes (CEPI) así como en ayuntamientos, asociaciones y en centros deportivos y eventos en los que se prevea una gran afluencia de ciudadanos extranjeros.

En su comparecencia, la consejera ha subrayado que, a diferencia de lo que ocurre en otros países, el sufragio en España no es una obligación, sino un derecho que para los extranjeros residentes en la Comunidad puede representar una oportunidad de integración y para involucrase en el "futuro de los municipios" madrileños.

Adrados también ha recordado la declaración institucional que el pasado jueves aprobó la Asamblea de Madrid, que aboga por facilitar la inscripción en el Censo Electoral a los inmigrantes que pueden participar en las elecciones y alienta a los ayuntamientos a informar y facilitar ese registro.