Marcos llama a "defender" los principios "libertad, justicia, igualdad y verdad"

El candidato de UPyD a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ramón Marcos, ha afirmado en el acto de apertura de la campaña electoral para las elecciones autonómicas que su partido está para "defender" los principios de "libertad, justicia, igualdad y verdad", unos principios que, como España y la Comunidad, están "agrietados".

Marcos ha intervenido después de la portavoz nacional de su partido, Rosa Díez, en un acto que ha congregado a poco más de un centenar de personas junto a la puerta de Alcalá. Allí ha incidido en que es "imprescindible" que la formación siga defendiendo esos valores que "mucha gente renuncia a defender" mientras otros consideran que es "mejor adaptarse al sistema". "Madrid está agrietada por la corrupción", ha afirmado Marcos, apuntando que el dinero implicado en la Operación Púnica, de 500 millones de euros, podría usarse para "contratar a 15.000 profesores".

Por su parte, el candidato de UPyD a la Alcaldía de Madrid, David Ortega, ha comenzado la campaña electoral para las próximas elecciones municipales incidiendo en que la formación magenta es un partido "enormemente útil" que ha cambiado las cosas y que seguirá cambiándolas "radicalmente" eliminando todo el "gasto superfluo" en el Consistorio de la capital.

Ortega, que ha intervenido tras la portavoz nacional, Rosa Díez, y el candidato a la Presidencia de la Comunidad, Ramón Marcos, ha comenzado destacando el "equipo humano único" que tiene su formación, que aúna "armonía, unión, fortaleza y la dignidad humana". Así, el portavoz de UPyD en el Ayuntamiento de Madrid ha asegurado que la principal idea que quiere transmitir durante la campaña es que su formación es "un partido útil", la "clave de la historia política reciente de España", y ha enumerado una serie de "hechos que lo demuestran", como que la Asamblea de Madrid es "más transparente, hay menos amiguismo, menos clientelismo" desde que Luis de Velasco y Ramón Marcos llegaron al Parlamento regional.