Marcha en Madrid contra la pobreza energética: "la energía no es un privilegio"

Cerca de dos centenares de personas, algunos con mantas y velas, se han manifestado esta tarde en el centro de Madrid para exigir medidas contra la pobreza energética, que afecta al 11 por ciento de los hogares españoles, al grito de "La energía es un derecho y no un privilegio".

La marcha, convocada por la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, a la que se han unido partidos políticos como Podemos, Equo e Izquierda Unida, sindicatos como CCOO y UGT y colectivos como Greenpeace y Amigos de la Tierra, ha partido a las siete de la tarde desde la plaza de Jacinto Benavente en Madrid.

"Actúa contra la pobreza energética", ha sido el lema que se ha podido leer en la pancarta de cabecera de la manifestación que ha finalizado en la Plaza de Lavapiés, donde portavoces de la Plataforma han leído un manifiesto.

En el texto han exigido medidas para acabar con la pobreza energética, que a su juicio, existe en España por los "precios elevados de la electricidad, las bajas rentas que cobran los ciudadanos y la mala calidad de los edificios".

Han pedido una reforma del mercado eléctrico que "garantice precios justos y equilibrados", ya que consideran que las eléctricas se están embolsando millones de euros.

Cristina Rois, portavoz de la Plataforma, ha explicado a los medios de comunicación que la pobreza energética "es un problema que no tiene solución si el Gobierno y las entidades locales no se ponen manos a la obra". Lo primero, "se tiene que reconocer esta pobreza".

Durante la marcha, que ha estado en todo momento vigilada por un amplio dispositivo policial, se han escuchado consignas como "Sin energía me quedo fría" y "La pobreza energía mata".

"Este invierno una de cada diez familias no va a poder encender la calefacción porque no puede pagarla", era el mensaje que llevaba a la espalda una de las manifestantes.

Según el último informe de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), el 11 por ciento de las familias españolas, cinco millones de personas, no puede mantener su hogar a una temperatura adecuada durante los meses fríos.

Desde la Comunidad de Madrid, el consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, subraya que en los presupuestos regionales hay una partida destinada a la pobreza energética y que destina ayudas para los afectados.

Izquierdo afirma que no hay lugar para las críticas porque existe un convenio con las eléctricas para asumir los gastos de las familias en riesgo.