El rio Manzanares a su paso por la capital cada vez tiene un aspecto más natural

Peces de gran tamaño, cormoranes, garzas, patos y hasta tortugas hemos visto en el rio Manzanares a su paso por la capital. Desde que hace un año se abrieron las compuertas, el cauce del río y su entorno han recuperado su flora y fauna natural.

El rio Manzanares a su paso por la capital cada vez tiene un aspecto más natural. La apertura de esclusas hace un año, ha poblado de vegetación y de fauna el cauce del río. La renaturalización proyectada por el Ayuntamiento de Madrid sigue su curso, algo que, como en todo, cuenta con partidarios y con detractores.

Todo se debe a la apertura, hace un año, de seis de las 10 presas que daban al río ese aspecto caudaloso pero que a la vez acumulaban basura y sustancias tóxicas.

Un año después, se han creado islas naturales donde crece la vegetación, pero el río discurre con un nivel de apenas 30 centímetros y eso es lo que genera división de opiniones.

El Manzanares se está repoblando, se vuelve más silvestre y también hay división en cuanto a la limpieza.