Manuela Carmena abandona el hospital de la Princesa tras su caída

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha abandonado en la tarde de hoy el hospital de la Princesa, donde ha pasado la noche tras sufrir ayer una caída en su domicilio que le provocó un traumatismo craneal leve y una brecha en la ceja.

El accidente doméstico de la alcaldesa, de 74 años, obligó a cancelar el Pleno del debate del estado de la ciudad que iba a celebrarse en la mañana de hoy y que se pospone hasta finales de mes.

"Muchas gracias por los mensajes de cariño que me habéis enviado. Ya he recibido el alta médica y estoy en casa. En breve me reincorporaré al trabajo municipal", ha escrito la alcaldesa en su cuenta de Twitter tras abandonar el hospital.

TROPEZÓ CON LOS CABLES DEL ORDENADOR EN CASA

Carmena fue trasladada anoche a La Princesa por operarios del Samur -el servicio de emergencias municipal- tras darse un golpe en la cabeza.

La alcaldesa se encontraba trabajando en su domicilio y, al levantarse, se tropezó con los cables del ordenador, se cayó y se hizo una brecha en la ceja, según relató a los periodistas Marta Higueras, la primera teniente de alcalde de Madrid.

Carmena se quedó ingresada en Observación y, aunque inicialmente se esperaba que se fuese a casa a primera hora de la mañana, se ha tenido que quedar ingresada hasta la tarde porque los médicos preferían cumplir el protocolo, que indica como idóneo permanecer en observación 24 horas.

Según el parte leído esta mañana por el director médico del hospital, Eduardo García Navarrete, Carmena ha tenido una "evolución satisfactoria" y se le han practicado los estudios complementarios oportunos, que "no han mostrado alteraciones postraumáticas".

La alcaldesa sufrió un traumatismo craneal leve con una herida frontal izquierda que requirió sutura.Los médicos le han dicho que haga "vida normal" aunque "tranquila", según ha explicado Marta Higueras. Tendrá que venir algún día a quitarse los puntos, pero por lo demás no hay ninguna incidencia en absoluto", ha explicado la número dos de Carmena en el Ayuntamiento, que ha confiado en que cuando se los quiten no se le note el golpe, que "es un poco aparatoso".

En octubre de 2016, Carmena también tuvo que ser ingresada tras sufrir un episodio de "visión borrosa" en un Pleno municipal, y en junio de ese mismo año pasó una noche en el hospital Ramón y Cajal por gastroenteritis e hipotensión que sufrió tras volver de un viaje oficial a Bolivia.

Manuela Carmena anunció el lunes pasado su intención de volver a concurrir a los comicios del próximo año, para de ese modo aspirar a finalizar su proyecto para la capital.

LOS PORTAVOCES MUNICIPALES HACEN VOTOS POR SU PRONTA RECUPERACIÓN

Los portavoces de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (PP), Purificación Causapié (PSOE) y Begoña Villacís (Cs) han pedido hoy que el debate del estado de la ciudad suspendido sea "pronto" pero cuando la alcaldesa de esté recuperada. "La salud es lo primero, y no era lo primero en este caso el debate sobre el estado de la ciudad, sino que Manuela fuera atendida", ha asegurado el portavoz del PP en declaraciones a los periodistas.

También la portavoz del PSOE-M, Purificación Causapié, ha deseado una pronta recuperación a la regidora, y ha deseado que en el debate estén "todos los portavoces, todos los grupos y también la alcaldesa".

"Se tendría que haber celebrado en junio, estamos en septiembre, pero no corre tanta prisa, lo más importante es que ella se recupere", ha asegurado por su parte Begoña Villacís, que ha recalcado que un accidente doméstico le puede pasar "a cualquier persona".