Manos Limpias solicita al juez prisión incondicional para Flores

El sindicato Manos Limpias, que representa a la acusación popular en el 'caso Madrid Arena', ha solicitado al juez Eduardo López que vuelva a citar al promotor de la fiesta, Miguel Angel Flores, con objeto de que se le apliquen nuevas medidas cautelares, entre ellas, la prisión incondicional, ha informado Manos Limpias en un comunicado.

La petición se realiza en base al nuevo video que ha aparecido donde Miguel Angel Flores procede a retirar la valla para que pudieran entrar cientos de jóvenes que estaban celebrando el botellón en las inmediaciones del Madrid Arena.

Flores se encuentra en libertad bajo fianza de 200.000 euros. Esta cuantía se le impuso las pasadas navidades cuando fue detenido para declarar por segunda ocasión.

El sindicato de funcionarios, ya en su día solicito la medida cautelar de prisión incondicional que fue rechazada por la Fiscalía y el Juez Instructor.

NO EXISTE CAMARA DE VIDEOVIGILANCIA EN EL VOMITORIO DONDE SE PRODUJO LA AVALANCHA

Por otra parte, la policía ha confirmado que no hay camara de videovigilancia en el vomitorio en el que se produjo la avalancha mortal.

En una inspeccion realizada el pasado domingo, los agentes de homicidios solo encontraron la carcasa vacia y los cables. Según Seguriber, la cámara se retiró hace tres años. En un escrito remitido al juez, la empresa asegura que se hizo a peticion de Madrid Espacios y Congresos, que ordenó mover cinco cámaras del pabellón al exterior del recinto.

En el exterior y durante la noche de Halloween, había cuatro vigilantes menos de los previstos. También según Seguriber, Flores convenció a Madrid Espacios y Congresos para que redujera el personal, así Diviertt ahorraría en costes.

Este martes se han publicado nuevas imágenes de la noche de la tragedia, en las que según el diario El Mundo, Miguel Angel Flores atiende a un joven que está indispuesto.

Poco después el promotor se acerca a los vigilantes para ordenar que relajen los cacheos y más tarde es el propio Flores quien retira una valla para permitir que los jóvenes que siguen fuera accedan por el portón de carga directamente a la pista.

Tras ver estas imágenes, las acusaciones particulares piden para Miguel Angel Flores entre diez y quince años de prisión. Consideran que no ha habido negligencia ni imprudencia, sino homicidio doloso.