Mañana comienza el desalojo de El Gallinero y el realojo de 25 familias

El Ayuntamiento de Madrid reconoce que en El Gallinero "no hay una solución fácil"
El Ayuntamiento de Madrid reconoce que en El Gallinero "no hay una solución fácil" |Telemadrid

El Ayuntamiento de Madrid comienza mañana a desmantelar el asentamiento ilegal de 'El Gallinero', una tarea que se alargará hasta el jueves, cuando el solar quedará limpio de chabolas, que se irán derruyendo a medida que las familias de este poblado sean realojadas.

Según han detallado a Efe fuentes municipales, las 25 familias de este núcleo chabolista -que han sido reagrupadas- se han dividido en tres grupos y serán realojadas mañana, martes, el miércoles y el jueves en la capital en virtud de un convenio con la Comunidad de Madrid.

La delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento de la capital, Marta Higueras y la consejera autonómica de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, acudirán mañana al inicio del desmantelamiento de este poblado chabolista, donde se celebrará un acto a las 13.30.

El derribo de este asentamiento conlleva el realojo transitorio de las familias hasta que se les asignen sendas viviendas adquiridas por las dos administraciones, algunas obtendrán viviendas de alquiler social y otras serán realojadas en pisos compartidos.

EL PROCESO DE REALOJO AFECTA A 15O PERSONAS

Según la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid, el proceso de realojamiento e integración afecta a 150 personas, la mitad de ellas son menores de edad. En virtud del convenio suscrito el pasado 18 de septiembre el Ayuntamiento de Madrid gestionará un primer alojamiento provisional de los habitantes de 'El Gallinero' que permita derribar las chabolas y comenzar los trabajos para la restauración del territorio al medio natural.Por su parte la Agencia de Vivienda Social de la Comunidad de Madrid adquirirá las viviendas en las que serán realojadas definitivamente estas personas, la mayor parte de origen rumano. Todas las familias contarán con seguimiento por parte del Consistorio de la capital para asegurar su integración.

El poblado de 'El Gallinero' se constituyó en 1999 tras el desalojo del primer poblado de rumanos en Madrid, el Malmea, en el distrito de Fuencarral. En el actual asentamiento han llegado a residir hasta 500 personas en unas condiciones infrahumanas.