Malasaña no podrá acoger el museo de la Movida por falta de un gran espacio

100 artistas llenan de color las calles de Malasaña
Malasaña |Telemadrid

Malasaña no podrá acoger el futuro museo de la movida madrileña por falta de espacios grandes en el epicentro de este movimiento contracultural, nacido en los primeros años de la Transición, ha explicado a Efe la consejera de Cultura y Turismo, Marta Rivera de la Cruz.

A pesar de que "sería estupendo poder hacerlo en Malasaña, el problema es que sus edificios son bastante pequeños para albergar un museo". "Lo que hemos estado viendo allí no sirve", explica la consejera en una entrevista con Efe.

El museo de la movida se nutrirá de una colección privada que incorpora desde fotos originales a letreros diseñados por artistas, muebles, fanzines y joyas, "unas piezas fantásticas" que ya están catalogadas, y cuyo dueño ha pedido de momento el anonimato.

La idea de la Consejería, que trabaja en este proyecto de forma estrecha con el Ayuntamiento de Madrid, es que el museo no se limite a ser un espacio que acoja exposiciones sino que sea un lugar emblemático donde haya "un relato de la movida" y acoja simposios, reuniones, proyecciones etcétera.

"El problema de la movida -afirma- es que se están acabando las generaciones que conocimos la movida y dentro de 30 años, si no mantenemos viva esa llama, nadie se acordará de un fenómeno transversal que fue la transición del arte, de la cultura, que anunciaba que un país que había vivido en blanco y negreo de repente se abría al mundo", ha dicho.