Maestre dice que Madrid da techo a refugiados que competen al Gobierno

El colegio de Santísimo Sacramento, ubicado en la calle María Auxiliadora y en cuyo exterior ha aparecido una pintada con el mensaje 'Refugees not welcome', precisamente frente a uno de los edificios habilitado por el Ayuntamiento para acoger inmigrantes, alertó de su presencia a la Policía y asegura que se ha encargado su eliminación.

La pintada presumiblemente ya esté eliminada del muro en el que se escribió este mensaje por la mañana. La tapia de este centro está en frente del edificio que ha sido habilitado por el Ayuntamiento de Madrid para acoger la llegada que se ha registrado en las dos últimas semanas de refugiados y migrantes.

También el Ayuntamiento cuenta con poner en servicio para este fin y con el mismo número de camas el colegio María Guerrero de Chamartín, devuelto por la Comunidad al Consistorio al no tener actividad. Estos son recursos de emergencia previstos por si fuera necesario su empleo.

Carmena aclaró que no se trata de personas sin hogar, para las que el Ayuntamiento pone a disposición los recursos de la Campaña del Frío. "Teníamos los albergues con excedente, había más plazas que personas pero desde hace dos semanas han empezado a venir cupos importantes de emigrantes que han sido devueltos en virtud del Convenio de Dublín (solicitantes de asilo)", señaló la regidora.

"Hemos tenido días que, sin esperarlo, han venido autobuses con 80, 90, 100 personas y hemos tenido que establecer nuevos albergues", apuntó la primera edil. "No sabemos qué está pasando, por qué no se les atiende. La impresión que tenemos es que el servicio estatal de migración, por lo que sea, no está funcionando", apuntó. El Ayuntamiento, destacó Carmena, "tiene la obligación de dar cobijo a todas las personas que lo necesiten y eso es lo que hace". "Estamos todos los días buscando cómo conseguir nuevos lugares donde puedan encontrar la posibilidad de dormir, asearse, tener un desayuno por parte de las personas que de manera masiva están accediendo a Madrid cuando no sabíamos que se iba a producir este fenómeno", indicó.

Desde hace dos semanas el Ayuntamiento ha observado un repunte en la llegada de personas que necesitan atención y que no son sin hogar, en torno a un centenar. La mayoría africanos procedentes de Cádiz pero también rechazados por otros países. El lunes de la semana pasada fue el día de mayor afluencia. En previsión de que se convirtiera en tendencia, el ayuntamiento decidió habilitar los inmuebles de Francos Rodríguez y Chamartín.

Los datos que maneja el Ministerio del Interior confirman que en la segunda quincena de enero casi se triplicó la entrada inmigrantes irregulares a España. Empleo también aporta datos: del 30 de enero al 5 de febrero llegaron 87 personas. entre ellos 11 familias: 2 son sirias que han solicitado asilo, y las otras son de Venezuela y el Salvador. El resto provienen de los CETI de Ceuta y Melilla. También las ONG advierten de la necesidad de aumentar plazas. Cruz Roja, por ejemplo tiene cubiertas las 72 plazas cubiertas de ayuda humanitaria y se plantea incrementar el número.

COMPETENCIAS DEL GOBIERNO

Por su`parte, la portavoz del gobierno del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha recordado hoy que las competencias en materia de refugio y acogida son del Gobierno central, que da cita para dentro de 6 meses a solicitantes de asilo que mientras tanto -ha apostillado- tienen que vivir en algún sitio.

Rita Maestre se ha pronunciado de este modo en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno cuando los periodistas han preguntado por la ampliación de dos albergues invernales y han pedido aclarar si se habían agotado todas la plazas en el resto.

Tras aclarar que la competencia es del Gobierno central, Rita Maestre ha dicho que el Ayuntamiento ha tratado de dar "soluciones de urgencia y emergencia" cuando las medidas estructurales que deberían ponerse en marcha desde el Estado "no llegan o se alargan" ya que "mientras tanto esas personas tienen que dormir en algún sitio en el que no haga frío por la noche".

Según ha explicado la portavoz municipal, debido a la bajada de las temperaturas de los últimos días se han saturado algunos albergues en los que habitualmente quedan plazas libres -porque hay personas sin techo que prefieren pernoctar en la calle-, lo que ha llevado al Ayuntamiento a habilitar dos nuevos centros. Además de las 620 camas adicionales habilitadas por la campaña del frío, se ha abierto un albergue en la zona de Francos Rodríguez, con cien camas, y se prepara otro en Chamartín con una cantidad de camas en función de las necesidades.