Un técnico de Madridec avisó a su superior que había defectos en el Madrid Arena

El jefe de Operaciones de Madrid Espacios y Congresos (Madridec), José Ruiz Ayuso, ha asegurado hoy que avisó a su superior inmediato, el coordinador de Proyectos de Madridec, Francisco del Amo, que había detectado una serie de defectos en la pista central del Madrid Arena antes de la fiesta de Halloween.

Los abogados de las víctimas de la tragedia lo han explicado así tras la declaración de casi cuatro horas de duración de Ruiz Ayuso como imputado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Eduardo López-Palop, que investiga la muerte de cinco jóvenes en una avalancha humana en el Madrid Arena el 1 de noviembre.

Ruiz Ayuso ha dicho que antes de la inspección del recinto por parte de la Delegación del Gobierno en Madrid, le dijo a Francisco del Amo que ni las barras, ni el "túnel del terror" para celebrar Halloween, ni los tamaños de los roperos cumplían con el plano que había mandado la empresa organizadora del evento, Diviertt, hecho por el arquitecto Javier Martínez.

AVISÓ A DEL AMO

El técnico de Operaciones de Madridec ha indicado que le avisó a Del Amo que lo que estaba instalado no era lo mismo que figuraba en el plano del arquitecto y Del Amo le replicó que no tenía "ninguna importancia", aunque era "vital y trascendente para el cálculo del aforo", según Abdón Núñez, el abogado de la familia de Belén Langdon, una de las víctimas de la tragedia.

Ruiz Ayuso ha afirmado que el máximo responsable de Madrid Espacios y Congresos en el evento era Francisco del Amo, que la noche de los hechos estuvo en el pabellón hasta las tres de la madrugada, y ha reconocido que, a partir de ese momento, él quedaba como responsable de emergencias por Madridec.

No obstante, al ser preguntado por su cualificación, ha dicho que es fontanero, que lleva diez años trabajando en Madridec y que no tiene ninguna formación específica en emergencias, de acuerdo con Felipe Moreno, el abogado de la familia de Rocío Oña, otra de las víctimas.

Asimismo, el técnico ha expuesto que sus "ojos" en el evento estaban en la sala de control donde se encontraban las cámaras de vigilancia que estaban a cargo de Seguriber, pero ha subrayado que "en ningún momento" le avisaron que hubiese habido avalanchas o sobreaforo.

SANTIAGO ROJO DIÓ LA ORDEN DE ABIR EL PORTÓN

El jefe de Operaciones de Madridec ha apuntado que la empresa Kontrol 34 no llevó a cabo su labor de controlar el aforo y la distribución del público entre las distintas plantas del recinto.

También ha identificado "sin ningún género de dudas" al director de Diviertt, Santiago Rojo -a quien las acusaciones particulares consideran el "brazo derecho" del promotor de la fiesta, Miguel Ángel Flores, en el evento-, como la persona que dio la orden de abrir el portón del muelle de carga por el que entraron más de 2.000 personas a la fiesta.

Los abogados de las víctimas han calificado de "sincero y humano" el tono de la declaración de Ruiz Ayuso, a quien se le han llenado los ojos de lágrimas al recordar las imágenes de las víctimas en la enfermería del pabellón la noche de los hechos.

El juez del caso Madrid Arena interrogará mañana, tras un visionado de imágenes de la enfermería, al representante de Kontrol 34, Carlos Manzanares, por segunda vez, y al doctor Carlos Viñals, uno de los encargados de la asistencia médica en el evento.