Madrid rebasó los topes de polución en 2019 pese a Madrid Central

'Boina' de contaminación en Madrid
'Boina' de contaminación en Madrid |TELEMADRID

La ciudad de Madrid ha vuelto a rebasar en 2019 los índices de calidad del aire marcados por la Unión Europea, debido a la superación del límite de dióxido de nitrógeno en dos estaciones, según recoge el informe de Ecologistas en Acción, que pese al incumplimiento subraya la "mejoría notable” de los datos gracias a Madrid Central.

Este colectivo señala que solo dos de las 24 estaciones de medición de la capital, la de Escuelas Aguirre y Plaza Elíptica, “registraron concentraciones medias anuales superiores al valor límite anual establecido por la normativa (40 µg/m3), con la media de la red por debajo de dicho valor límite”.

Por ello, en el informe elaborado, se considera que “pese a la persistencia del incumplimiento legal es el mejor resultado desde que se dispone de registros”.

Por encima del nivel de la OMS

En toda España, más de 44,2 millones de españoles respiraron aire contaminado en el 88 por ciento del territorio nacional en 2019, según el informe que refleja una ligera mejoría en el dióxido de nitrógeno que se redujo ligeramente.

El informe anual estima así que el 94 por ciento de los españoles respiraron aire contaminado en 444.000 kilómetros cuadrados por encima de los niveles que aconseja la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el objetivo a largo plazo para proteger la vegetación establecido por la Unión Europea.

Caída de la contaminación

En Madrid, pese a no haber logrado el objetivo, Ecologistas habla de una “significativa caída de la contaminación urbana” que relaciona “con la puesta en marcha en noviembre de 2018 de la zona de bajas emisiones denominada “Madrid Central”.

Esta “mejoría notable” en su primer año de aplicación beneficia según este colectivo tanto al “área de tráfico restringido como de la ciudad en general”.

Aire malo para la salud

Ecologistas analiza también el resto de contaminantes, tanto en la capital como en el conjunto de la región y concluye que “toda la población madrileña respiró en 2019 un aire perjudicial para la salud”, según las recomendaciones de la OMS y la legislación vigente. Solo los 87.000 habitantes de la Cuenca del Alberche tuvieron la calidad del aire que marca la normativa.

Ecologistas achaca la polución al “elevado tráfico motorizado que circula diariamente por los corredores de acceso y salida de la capital, así como el intenso tráfico que tiene lugar en su interior”.

Y señalan que “la contaminación generada en el área metropolitana de Madrid se extiende por todo el territorio madrileño” provocando “la formación de ozono troposférico que incide muy negativamente durante los meses estivales en zonas tan alejadas como la Sierra Norte, la Cuenca del Alberche o la Cuenca del Tajuña”.