Los taxis de Madrid podrán llevar publicidad, sin autorización y sin pagar una tasa

Los taxis podrán llevar publicidad exterior -todos en la puerta trasera y los eurotaxis también en la parte de atrás del vehículo- por la que no habrá que pedir autorización previa ni abonar tasa alguna al Ayuntamiento, como ha informado este jueves la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

En ella se ha aprobado el proyecto inicial de modificación de la ordenanza del taxi, que permitirá además a los eurotaxis, adaptados para personas con movilidad reducida, la posibilidad de incrementar las horas de servicio con la reducción del descanso semanal obligatorio, es decir, que podrán trabajar en su día de libranza forzosa, que hasta ahora es de un día de lunes a viernes y un día del fin de semana.

La norma permite incrementar la flota de vehículos adaptados ofreciéndoles a los que opten por prestar el servicio de eurotaxi unas condiciones de mercado más favorables. La ordenanza prevé realizar una convocatoria dirigida a todos los titulares de licencia que deseen acceder a este régimen para ampliar el número de taxis adaptados.

Botella, por otro lado, ha explicado que la vía libre a la publicidad comercial se da para ayudar al sector, en un momento en el que sus ingresos se ven mermados por la crisis. Podrá ser exhibida en el exterior del taxi sin que distorsione su visibilidad y reconocimiento como vehículo de servicio público, de modo que podrán llevar anuncios en las puertas traseras, manteniéndose el resto con la simbología y apariencia tradicional del taxi.

Para "favorecer al sector del taxi y reducir trámites y costes burocráticos", la ordenanza no prevé ningún tipo de autorización previa individualizada en materia de publicidad ni la correspondiente tasa de tramitación.

La modificación inicial aprobada este jueves deberá pasar ahora por el trámite de información pública para la presentación de alegaciones. Este nuevo texto es el resultado de los cambios de disposiciones normativas de rango superior que inciden directamente en la regulación del servicio y para aumentar el número de taxis adaptados a personas con movilidad reducida.

Desde el equipo de Gobierno han añadido que de este borrador inicial ya tienen conocimiento todas las asociaciones del sector, así como la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (FAMMA).

SE RECUPERAN EN 2015 LAS AYUDAS SOCIALES A LOS TRABAJADORES MUNICIPALES

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha anunciado este jueves que en 2015 los trabajadores municipales recuperarán las ayudas sociales, suspendidas en el año 2012 como consecuencia del plan de ajuste puesto en marcha por el Consistorio.

La primera edil ha añadido que la recuperación de la estabilidad financiera permite al Ayuntamiento adelantarse un año al plan de ajuste y devolver las ayudas de acción social a los trabajadores municipales a partir de 2015, un año antes de lo previsto.

De este modo, en el próximo ejercicio los funcionarios recuperarán las ayudas asistenciales, de guardería, gastos de adopción o acogimiento, de comedor y de estudios de hijos, por un montante de 14 millones de euros, como ha detallado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. Sólo quedaron vigentes la ayuda de transporte, que supone más de 15 millones de euros anuales, y las de discapacidad.

EL AYUNTAMIENTO PREAMORTIZA CERCA DE 300 MILLONES DE DEUDA Y CONSIGUE AHORRAR 88 MILLONES

El Ayuntamiento de Madrid adelanta cerca de 300 millones de euros en el pago de la deuda financiera, lo que supondrá un ahorro para las arcas municipales de 88 millones en intereses hasta 2022, como ha informado este jueves la alcaldesa, Ana Botella, respaldada por la delegada de Economía, Hacienda y Administración Pública, Concepción Dancausa.

Esos 300 millones proceden del remanente de tesorería de 406 millones del presupuesto del año pasado, una vez cubiertas las obligaciones pendientes de aplicar y las inversiones financieramente sostenibles. Esto es resultado, en palabras de Botella, de "la política de ahorro y austeridad emprendida por el Gobierno municipal en 2012".

La Junta de Gobierno ha aprobado este jueves un suplemento de crédito por el que el Ayuntamiento va a preamortizar cerca de 300 millones cumpliendo con lo establecido en la Ley de Estabilidad Presupuestaria en cuanto al destino que tiene que darse al remanente de tesorería para gastos generales.

"Con esta y otras medidas que se han venido adoptando por parte del Ayuntamiento de Madrid la carga financiera en el año 2015 descenderá en 195 millones de euros con respecto al presupuesto 2014", ha expuesto la regidora, que ha apuntado como beneficiario de este descenso al ciudadano. Así, verán en 2015 la eliminación de la Tasa de Basuras.