Madrid inicia la campaña para proteger a los mayores del calor

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha durante este verano una campaña para proteger a los mayores y las personas con discapacidad de las altas temperaturas, en la que se hará especial incidencia en las residencias y centros públicos de la tercera edad.

El consejero de Asuntos Sociales, Jesús Fermosel, ha presentado hoy en la residencia de mayores en Vallecas este protocolo, cuyo objetivo es prevenir que los ciudadanos más vulnerables al calor sufran complicaciones en su estado de salud, ha informado el Gobierno regional en un comunicado.

Según Fermosel, 6.000 mayores y más de 1.600 personas con discapacidad intelectual se beneficiarán de esta campaña, aunque ha añadido que es recomendable que el protocolo se extienda a la población en general "para evitar sustos innecesarios".

Entre las directrices más importantes de la campaña está la de cuidar la alimentación, por lo que más de 80 residencias y centros para la tercera edad han modificado sus menús para incluir comidas más ligeras y fáciles de digerir -como frutas, ensaladas, gazpacho o gelatinas- porque ayudan a reponer líquidos con facilidad.

Con el mismo objetivo de mantener a los mayores hidratados, el personal de los centros ha sido instruido para repartir líquidos a lo largo de todo el día entre los mayores, y también se habilitarán puntos dentro de las instalaciones en los que se puedan obtener zumos y agua en todo momento.

Otras recomendaciones que incluye el protocolo son no salir a la calle en las horas más calurosas, cubrirse la cabeza, ducharse varias veces al día o refrescarse con paños húmedos, ingerir líquidos frecuentemente o situarse en zonas refrigeradas.