Madrid foresta 4.000 hectáreas de terreno agrícola poco productivo

Madrid foresta 4.000 hectáreas de terreno agrícola poco productivo
Madrid foresta 4.000 hectáreas de terreno agrícola poco productivo |Telemadrid

La forestación de 4.000 hectáreas de terrenos agrícolas poco productivas en Madrid, en la que el Gobierno regional ha invertido 4,7 millones de euros, ha contribuido desde 2007 a mantener la actividad económica de las poblaciones rurales y a beneficiar la conservación y la mejora del medio ambiente.

Así lo ha destacady el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola, durante una visita a una finca de Aranjuez que ha desarrollado acciones de este tipo.

La inversión regional han sido realizadas en el marco del Programa de Desarrollo Rural 2007-2013 y se ha traducido en 219 expedientes que han permitido a 133 agricultores desarrollar esta actividad en 48 municipios de la región.

Sarasola, que ha realizado la visita en compañía de la alcaldesa de Aranjuez, María José Martínez de la Fuente, ha explicado que con estos 219 expedientes se ha conseguido la forestación de más de 4.000 hectáreas de tierras agrícolas y la plantación de 5,6 millones de árboles.

La superficie forestada permite una fijación anual de dióxido de Carbono (CO2) equivalente a las emisiones medias de 7.000 viviendas", ha añadido el consejero.

ALTERNATIVA AL ABANDONO DE TIERRAS PRODUCTIVAS

La Comunidad de Madrid considera que el objetivo fundamental de estas políticas es evitar el abandono de tierras agrícolas de baja productividad, ya que supone una amenaza medioambiental y una pérdida de actividad económica en el medio rural.

La labor de forestación, además, permite diversificar las actividades agrarias y las fuentes de renta y empleo de los agricultores y disminuir el impacto negativo derivado de la regulación de los mercados de la UE, dice la Comunidad en una nota de prensa.

Además, dice, es una práctica que mejora el medio ambiente porque favorece la conservación de fauna y flora, reduce la erosión del suelo y el riesgo de incendios forestales, mejora la regulación del régimen hidrológico y potencia los sistemas de fijación de CO2.

Otro dato aportado por el Gobierno regional es que del total de más de 4.000 hectáreas de tierras agrícolas forestadas el 10% se ha poblado con pinos, el 25% con masas mixtas de pinos y encinas, y el resto con especies frondosas, como encinas, fresnos, alcornoques o coscojas.

UN MÍNIMO DE TRES HECTÁREAS

Las ayudas destinadas a la forestación cubren toda la fase del proyecto, tanto al establecimiento como al mantenimiento, este último con un periodo máximo de cinco años, y establece una prima compensatoria para sufragar la pérdida de ingresos derivada de la forestación durante 20 años.

Según la Consejería de Medio Ambiente, para solicitar estas ayudas se exige como mínimo una superficie de tres hectáreas por beneficiario y que las tierras no estén identificadas como superficies forestales, que hayan tenido un aprovechamiento agrícola o ganadero regular durante los últimos diez años y que la forestación no suponga impacto ambiental.

Para 2013, la Comunidad de Madrid ha destinado 900.000 euros para estas ayudas, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural, la Administración General del Estado y la propia Comunidad de Madrid.