Madrid endurecerá los controles de acceso a locales de apuestas

El Gobierno regional de Madrid ha anunciado hoy que endurecerá los controles de acceso a los salones y locales de apuestas como manera de reforzar el cumplimiento de la normativa relativa a las restricciones en el acceso de menores de edad y de personas que tengan firmada una auto-prohibición de entrada.

Así lo ha anunciado la consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo, en la rueda de prensa posterior al consejo de Gobierno, en la que ha precisado que al efecto serán modificados dos decretos y la Ley de Juego de la Comunidad.

Será regulada la publicidad para que se adapte a la normativa estatal, habrá más supervisión para que la rotulación de los locales de juego no pueda inducir a "engaños" y habrá mostradores de acceso, como los que hay en casinos y bingos, ha explicado la consejera.

Hidalgo ha recordado que la normativa prohíbe estrictamente practicar juegos de suerte o usar máquinas de juego a los menores y a aquellas personas inscritas en un registro de prohibido, aquellas que de forma voluntaria se han inscrito en un registro de tal forma que autorizan a que no se les permita la entrada en estos locales.

Reforzar los controles de acceso

El cambio de normativa, según la Comunidad, pretende "reforzar los controles de acceso" de los clientes a estos locales "con el fin de dar la máxima seguridad y protección jurídica a los usuarios y, en particular, a aquellos colectivos sensibles que puedan requerir de una especial atención".

Además, se vigilará que la rotulación de estos establecimientos "no incluya oferta de juegos que no estén autorizados en ese tipo de establecimientos" y también será adaptada la normativa sobre publicidad y promoción de este tipo de actividades a la normativa estatal específica de publicidad sobre juego.

Con respecto a la normativa de acceso, esta será equiparada al régimen de admisión de casinos y bingos y, de este modo, "será obligatorio disponer de un servicio previo de control de acceso y registro de admisión de usuarios" en los salones de juego y en los locales específicos de apuestas.

Una media de 5,92 locales por cada 100.000 habitantes

El mostrador de acceso en los locales -que no es obligatorio en la actualidad- impedirá "de manera más segura", dice la Comunidad, la entrada de menores de edad o de personas incapacitadas legalmente para practicar ningún juego de suerte, envite o azar, ni usar máquinas de juego con premio ni participar en ningún género de apuestas.Rollán, el portavoz del Gobierno, ha precisado que en la media a nivel nacional de 6,73 establecimientos de estas características por cada 100.000 habitantes, la Comunidad de Madrid está por debajo de ella, con 5,92 locales, lo cual no supone -ha dicho- motivo de preocupación.