Madrid se disfraza de carnaval con Cervantes y Quijote como inspiración

El actor y director de cine Carlos Iglesias ha proclamado desde la plaza de la Villa el inicio del gobierno de Don Carnal, o lo que es lo mismo, del Carnaval en la capital, que este año rinde homenaje a Miguel de Cervantes y a la segunda parte de su obra más universal, el 'Quijote'.

La gente bailaba estaba representando el cuadro el enterro de la srdina de Francisco de Goya

En su pregón, Iglesias, madrileño de nacimiento, no ha dado la espalda a la difícil situación económica que atraviesan muchas familias, pero ha pedido a todos que dejen por unos días las preocupaciones a un lado para centrarse en disfrutar del Carnaval.

"Aunque los tiempos no están para mucha guasa, la tradición pide que, en estas fechas, nos limpiemos del invierno y de las preocupaciones, que recuperemos la alegría y las ganas de vivir", ha manifestado Iglesias.

"Ya habrá tiempo para seguir llorando con los telediarios", ha continuado el artista, quien también ha animado a la ciudadanía a participar en todos los actos programados, porque en ellos actúan numerosos músicos y cómicos -como él- a los que "buena falta" les hace el trabajo, ha subrayado.

Igualmente, el director ha querido recordar su faceta de actor en dos ocasiones del pregón. La primera para confesar que para él es "un honor" ser el pregonero de unas fiestas que honran al 'Quijote', porque él "una vez fue el Sancho Panza de un noble caballero" como Juan Luis Galiardo, en la adaptación televisiva de la novela de Cervantes.

En segundo lugar, Iglesias ha conseguido las carcajadas de los asistentes al recordarles que sin él -que todo el mundo sabe que introdujo el gotelé en España- vivirían con "paredes sin gracia", al hacer alusión a uno de sus papeles más reconocidos en televisión, cuando encarnó a Benito en la serie 'Manos a la obra'.

El actor y director ha tenido que interrumpir brevemente el pregón por las campanadas de una iglesia, lo que ha generado más risas entre el público.

Acto seguido, y con el permiso de las campanas, ha continuado con el pregón, que ha estado precedido de música popular y bailes de actores caracterizados de personajes del cuadro 'El entierro de la sardina', de Francisco de Goya.

Conforme avanzaba el pregón, el frío parecía no importar y el ambiente se caldeaba entre disfraces y fiesta, como más le gusta a don Carnal, que justo en el momento en el que Iglesias finalizó su pregón con un sonoro "¡Viva el gotelé, viva el carnaval, y sobre todo, viva el Pueblo de Madrid y la madre que nos parió!", cogió el testigo que ya no soltará hasta el miércoles de Ceniza.

Desfiles, concursos de disfraces, chirigotas, bailes de máscaras y otras actividades para todos los públicos jalonarán el fin de semana más irreverente del año en el que todo aquel que quiera -y sin que sirva de precedente- podrá disfrutar sin preocupaciones ni remordimientos.

ENTIERRO DE LA SARDINA

Tras el pregón, el carnaval de la capital de España -que tiene el mismo presupuesto que el de 2014, 360.000 euros, que atrajo a 630.000 participantes y espectadores durante cinco días- tendrá lugar una recreación del cuadro El Entierro de la Sardina, de Goya.

GRAN DESFILE DE CARNAVAL PRESIDIDO POR EL QUIJOTE

Después vendrá el gran Desfile de Carnaval, también dedicado a la segunda parte de El Quijote y con la presencia de colectivos de origen iberoamericano, que acercarán sus tradiciones con danza y la música.

El Desfile de Carnaval, entre el Retiro y Cibeles, estará presidido por un gran libro del Quijote que se abrirá y cerrará mecánicamente, tras el que irán, entre otros, el propio don Quijote sobre su Rocinante mecánico, de la mano de Sarruga.

Aparecerá después Sancho Panza en la Tarasquilla, y las bodas de Camacho, a cargo de Morboria Teatro, y la compañía Passepartout aportará las gallinas, musicales en este caso, que cuidaba Sanchica.

Ya de noche concluirá el Desfile con un espectáculo piro-musical en Cibeles, a cargo de Vulcano, que recordará al público que también se celebra el Día de los Enamorados, y apenas sin tiempo para cambiarse tendrá lugar el Baile de Carnaval en el Círculo de Bellas Artes.

Para el domingo está previsto en la plaza de la Villa el octavo Encuentro de Murgas y Chirigotas, y además los distritos de la ciudad comenzarán a ofrecer su propio programa y otros espacios culturales de Madrid, como CentrioCentro Cibeles y Conde Dique, se vestirán también de carnaval.

Serán cinco jornadas festivas hasta que la tradicional batalla de Don Carnal y Doña Cuaresma concluya el miércoles de ceniza con la victoria de ésta última.

Será entonces cuando la Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina de Madrid no tendrá más remedio que despedir el carnaval parodiando el cortejo fúnebre del célebre pescado, que recibirá sepultura en la Fuente de los Pajaritos de la Casa de Campo, junto a una gran fogata en la que quemar malos actos y pensamientos, al menos hasta el año que viene.

CHIRIGOTAS MADRILEÑAS

No hace falta ser de Cádiz para sacarle una sonrisa con irónicas coplas al público y por ello, año tras año desde hace ya ocho, diversas murgas y chirigotas madrileñas salen a la calle el domingo de Carnaval para cantar y hacer disfrutar al respetable que espera paciente -y con frío- su actuación.

"La gracia es una cosa que se aprende, como todo", sostiene Antonio Álvarez, impulsor del encuentro de chirigotas presentador del mismo, bajo el pseudónimo de Práxedes, desde hace ocho ediciones gracias a la Murga de Madrid.

"He tenido personas que cuando entraron el primer año empezaron un poco escondidas y luego demostraron que tenían su punto", explica Práxedes, conocido como "el murguero mayor de Madrid".

Este año son seis chirigotas las que desde el mediodía y hasta las tres de la tarde de este domingo se den cita en la plaza de la Villa en un evento sin el que ya no se pueden imaginar los carnavales de Madrid.

La expectación crece año tras año y, como recuerda el organizador, "desde las diez de la mañana ya hay gente haciendo cola para coger una buena silla para ver las chirigotas", ensayan durante meses para que todo salga bien el día de su actuación más grande.

"Ninguna de ellas es de fuera de Madrid", recalca Práxedes para destacar la labor de estas seis agrupaciones que compiten por conseguir el título de mejor chirigota y que provienen de municipios como Getafe y Rivas Vaciamadrid.

Por ello, para no defraudar y hacer reír, los seis conjuntos de este año, que presentan alineaciones formadas por alrededor de 15 integrantes, desafiarán al frío para no dejar títere con cabeza entre las figuras de la vida pública y para que los allí presentes se marchen a casa con una sonrisa.