Madrid convocará 190 plazas en Secundaria, priorizando el inglés

Estudiantes de Secundaria
Estudiantes de Secundaria

La Comunidad de Madrid convocará este año un total de 190 plazas de oposición para Secundaria en siete especialidades, de las que más de la mitad serán para Inglés, según se ha anunciado hoy tras la cuarta reunión de la Mesa sectorial de Educación en lo que va de año. La viceconsejera de Organización Educativa, Carmen Pérez-Llorca, ha detallado que las plazas se distribuirán de la siguiente forma: Inglés (100 plazas), Física y Química (35 plazas), Geografía e Historia (30), Latín (10), Economía (5), Filosofía (5) y Griego (5).

Tras subrayar la "voluntad negociadora" por parte de la Consejería de Educación, Pérez-Llorca ha reconocido que esta oferta sólo ha contado con el apoyo de un sindicato, ANPE, mientras que los demás "solicitan a la Consejería que no cumpla la tasa de reposición del 10% que ha establecido el Estado", algo que la Consejería no puede hacer porque "siempre va a respetar la ley".

En cumplimiento del segundo punto del orden del día, la Consejería ha entregado a los sindicatos un borrador de Orden que desarrolla la distribución de los horarios docentes, que éstos "tendrán que analizar, y sobre el que la semana que viene habrá una Mesa técnica y, después de Semana Santa, se volverá a convocar la Mesa sectorial", ha explicado la viceconsejera.

Para el cálculo del 10% de plazas la Consejería se ha basado no sólo en las jubilaciones de profesores de Secundaria, sino también en "las jubilaciones de maestros que están destinados en institutos, lo que ha permitido llegar a 190", ha continuado.

Preguntada sobre cómo afectará a la calidad de la enseñanza el que sólo se cubran 190 plazas de 1.900 jubilaciones, la viceconsejera ha dicho: "siempre hemos mantenido que habrá todos los profesores que hagan falta y si tienen que ser interinos, serán interinos".

En cuanto al borrador de Orden, "lo más importante es que introduce flexibilidad y autonomía para los centros y, además, clarifica aquellos aspectos de los horarios de los profesores que podían haber sido polémicos en los últimos meses", ha continuado Pérez-Llorca, la orden "intenta ser clara, y que los distintos componentes del horario de los profesores queden claramente establecidos".

El responsable de Educación de ANPE, Francisco Melcón, ha manifestado "moderada satisfacción" por la Oferta de empleo público, pese a la escasez de plazas y a que los sindicatos pedían que se convocaran menos especialidades, porque ANPE "siempre apoya que haya oposiciones para convertir empleo precario en empleo estable". "El borrador contempla algunas de nuestras reivindicaciones, como asumir que la tutoría con alumnos se considera horario lectivo, que no se establece como definitivo el trabajar 20 horas lectivas semanales, y que se incluya la regulación horaria de los mayores de 55 años", según Melcón.

Se contempla "que habrá una compensación horaria en las horas complementarias por el exceso de horario lectivo, lo cual da pie a pensar que se va a contemplar que el horario son 18 horas y, excepcionalmente puede alcanzar las 21 porque, si no, no tendría sentido hablar de compensación horaria", ha subrayado.

CCOO no avalará la convocatoria de oposiciones por su "insuficiencia" y por "la falta de coordinación" con el resto del Estado, ha dicho Francisco García para quien "Madrid no ha atendido la recomendación del ministro José Ignacio Wert" quien había aconsejado que "ante las dificultades, casi era mejor que no se hiciera en ninguna de las comunidades".

Para UGT, el número de plazas es "insuficiente" y las especialidades son "demasiadas", y la Consejería sigue sin comunicar a los sindicatos el número de jubilaciones reales desde 2008. En cuanto a la orden, "tiene que quedar muy claro qué se entiende por horas y por periodos", si las guardias son o no periodo lectivo, así como la aplicación de la compensación por exceso de horas lectivas.

Para CSIF, es "insuficiente la oferta de empleo público", pero considera "un avance la entrega del borrador", ya que contempla aspectos que habían pedido los sindicatos, aunque habrá que estudiarlo con profundidad, según Antonio Martínez.