Madrid se convierte en trampolín de grupos de fusión emergentes

fringe_2010730V0.wmv

El Parque Tierno Galván de Madrid acogerá, del 2 al 8 de agosto, el espacio Fringe, un ciclo de siete conciertos incluido por primera vez en el festival Veranos de la Villa, que quiere servir de plataforma de lanzamiento a grupos emergentes especializados en fusionar estilos musicales.

"Será un espacio gratuito que apueste por grupos jóvenes, para que presenten sus trabajos creativos e innovadores, y mejoren así el festival Veranos de la Villa, que hagan de él un espectáculo más inquieto, atractivo, y más fresco", ha explicado hoy el director de Veranos de la Villa, Manuel Gutiérrez.

El Parque Tierno Galván se llenará durante seis días de las más variadas propuestas musicales, desde las músicas del mundo hasta la electrónica, pasando por el heavy metal, el rock, el pop o el down-tempo.

CONCIERTOS

El artista ruso Sergey Saprychev inaugurará el ciclo de conciertos el 2 de agosto con un directo en el que fusionará la electrónica con la música tradicional de diferentes partes del mundo.

El 3 de agosto se subirá al escenario el trío RMM, formado por el pianista y violinista Morgan Rosendorn, el percusionista Fernandinho Marconi y el guitarrista Sebastián Merlín, junto con el pintor Dani Merlín para ofrecer en directo un espectáculo en el que la música y la pintura irán de la mano.

Al día siguiente, el quinteto acústico madrileño Inesperado presentará su último disco "Ama Sua", "un título que hace referencia a un lema andino" y en el que la música es "una mezcla de estilos" que van desde el blues, hasta el jazz, el rock o el flamenco.

El trío de jóvenes españolas Suka animará al público madrileño el 5 de agosto, y lo hará con un estilo combinado de música trip-hop con el down-tempo, que crea melodías relajantes, sin olvidar algunos toques de pop y rock y letras siempre en inglés.

"Estamos encantadas de poder darnos a conocer en el panorama musical", ha confesado la cantante y productora de Suka, Hada Guldris, quien ha adelantado que interpretará algunas de sus canciones "más comprometidas, de carácter social" en un concierto "lleno de sorpresas".

El 6 de agosto será el turno del grupo madrileño Cream Revolution B y de su personal estilo de "rock y blues" en el que hacen gala de algunas pinceladas de música funky, soul y country.

La agrupación de heavy metal Proyecto Amadeus, "enteramente instrumental", y el percusionista brasileño Fernandinho Marconi, con su música brasileña fusionada con sonidos africanos, serán los últimos en tocar en el Parque Tierno Galván.

"Son conciertos experimentales, propuestas jóvenes que tienen difícil llegar al público", ha subrayado el programador del espacio Fringe, Ernesto Schmied.

"Estos jóvenes -ha añadido- encuentran ahora la manera de promocionar su música y llegar al público madrileño".

El espacio musical Fringe es una iniciativa inspirada en el Festival Fringe, nacido en Edimburgo en 1947, un lugar que sirve anualmente de escaparate de nuevos talentos y que se ha convertido ya en una de las mayores explosiones culturales a nivel mundial.