Madrid confía en la fuerza de su proyecto para convencer a los examinadores

La candidatura de Madrid a organizar los Juegos Olímpicos de 2020 aguarda, con los nervios del que se examina pero con la confianza de quien ha preparado bien el temario, la inspección a la que le someterá la próxima semana la Comisión de Evaluación del COI.

El grupo de examinadores, presidido por el británico sir Craig Reedie, intentará averiguar en apenas cuatro días las posibilidades de Madrid de organizar con éxito los Juegos dentro de siete años, y, de paso, comparar sus opciones con las de sus rivales, Tokio y Estambul.

La candidatura pretende impresionar a los enviados del COI con una exhibición teórica de su programa de candidatura que defenderán desde el príncipe Felipe y Mariano Rajoy a jóvenes empresarios o prometedores deportistas. Pero también quiere presumir de instalaciones deportivas, muchas ya en uso, como la Caja Mágica, otras en construcción, como el estadio de atletismo, y otras por hacer, como el canal de remo y piragüismo.

El plan de instalaciones de Madrid se divide en dos grandes zonas, una en torno a 'La Peineta' y los pabellones de Ifema, en las inmediaciones del aeropuerto de Barajas, y otra diseñada a lo largo de río Manzanares, con un tercer grupo de estadios diseminados por el centro de la ciudad. Un proyecto que el presidente de la candidatura, Alejandro Blanco, considera que es "la bomba".

Tras las inversiones hechas en años pasados para las candidaturas de Madrid a los Juegos de 2012 y 2016, la edición de 2020 requeriría un gasto adicional de 1.516 millones de euros, que financiarían a partes iguales las administraciones local, autonómica y estatal.

Las mismas calles que se han engalanado para recibir a los evaluadores olímpicos con el logotipo de la candidatura y con mensajes que buscan la complicidad de los madrileños ("Necesitamos tu manera de querer") serán escenario durante la semana que viene, aprovechando la visita de los delegados olímpicos, de distintas manifestaciones y protestas.

Los sindicatos han convocado una huelga en el Club de Campo, una de las instalaciones que visitará la Comisión, y paros parciales en el metro, cuyos trabajadores están llamados a tres manifestaciones.

Los empleados de los polideportivos municipales han prometido que también harán ruido para protestar por el estado de esos centros.

Los miembros de la Comisión, que llegarán hoy, sábado, a Madrid procedentes de sus respectivos países, inaugurarán su agenda oficial el domingo por la tarde con un cóctel de bienvenida que les ofrecerá la candidatura en el hotel elegido como centro de operaciones, el Eurostars Madrid Tower.

Entre el lunes y el jueves, la Comisión escuchará por las mañanas las explicaciones teóricas de Madrid 2020 sobre su proyecto. Abrirá las presentaciones el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. La lista de ponentes es muy extensa e incluye a dos ministros, el de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, y el de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria.

Alejandro Blanco; el consejero delegado de la candidatura, Víctor Sánchez; la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; y los tres miembros españoles del COI, Juan Antonio Samaranch, Marisol Casado y José Perurena, acompañarán en todo momento a los examinadores.

El Príncipe de Asturias cerrará las sesiones de trabajo, el jueves a mediodía, con un mensaje de apoyo a la candidatura. Don Felipe es presidente de honor de Madrid 2020 y el pasado lunes visitó de forma privada las principales instalaciones, "porque quiere saber de lo que habla, no quiere que se lo cuenten", comentó Alejandro Blanco.

Las tardes del lunes, el martes y el miércoles los miembros de la Comisión se subirán a un autobús para conocer las sedes deportivas de la ciudad y de las subsedes más próximas. Allí les esperarán, además de los técnicos que les explicarán las particularidades de cada edificio, deportistas de primer nivel cuyos nombres la candidatura quiere mantener en secreto.

El programa oficial se completa con la recepción oficial que los Príncipes de Asturias y la Reina ofrecerán a los componentes de la Comisión en el Palacio Real el miércoles por la noche.

El equipo presidido por Craig Reedie ofrecerá el jueves por la tarde su única conferencia de prensa para comentar sus impresiones tras la visita. Es muy probable que repitan con exactitud las palabras que ya dedicaron la semana pasada a Tokio y que se declaren "enormemente impresionados" por lo que han visto. Tienen como norma no hacer distinción entre las candidatas.

Para conocer sus verdaderas opiniones habrá que espera al mes de julio, cuando publiquen un informe detallado sobre las tres aspirantes. Este documento servirá de guía a los miembros del COI para decidir su voto en la elección de la sede olímpica, el 7 de septiembre en Buenos Aires.

Madrid presenta su tercera candidatura olímpica consecutiva y la cuarta de su historia. Los Juegos de Barcelona'92 son los únicos disputados hasta ahora en España.

PERURENA: "NO NOS FIJAMOS EN OTROS, NUESTRO PROYECTO ES MUY VALORADO"

José Perurena, presidente de la Federación Internacional de Piragüismo y miembro del COI, considera que Madrid, que la semana que viene presenta su proyecto a los examinadores del COI, "debe estar solo pendiente de su propio proyecto", sin pensar en las dos candidaturas rivales, Tokio y Estambul.

"No nos fijamos en las buenas impresiones que han expresado los miembros de la Comisión de Evaluación después de su visita a Tokio. Nosotros tenemos un proyecto muy compacto y muy centrado en el deporte, y eso nos los valoran mucho en todas partes y en todas las reuniones a las que vamos", comentó Perurena.

"Lo importante es que la semana próxima hagamos una buena presentación, porque hacerlo bien no te garantiza los Juegos pero hacerlo mal sí te los puede quitar", añadió.

En cuanto a las instalaciones que Madrid 2020 propone para el piragüismo, con un canal para aguas tranquilas en Getafe y otro para aguas bravas en La Gavia, Perurena señaló que los miembros de la Comisión no se desplazarán a los terrenos donde se construirían, "porque ahora no hay nada y ellos no quieren ver campo".

"El miércoles, cuando visiten la Caja Mágica, allí se les mostrarán los planos de esos proyectos. Son los mismos que en Madrid 2016 y, por ejemplo, Gilbert Felli (director ejecutivo del COI para los Juegos) ya los conoce. Los arquitectos y los técnicos les darán todas las explicaciones que precisen", dijo.

Los miembros de la Comisión, añadió Perurena, "van a ver un buen proyecto muy bien defendido por quien lo tiene que defender, desde el príncipe Felipe al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy".

Los delegados del COI, que llegan hoy a Madrid, examinarán la candidatura en cuatro sesiones de trabajo de lunes a jueves.

MADRID TENDRÁ SU ESTADIO OLÍMPICO ANTES DE QUE EMPIECEN LOS JUEGOS

A diferencia de otras ciudades olímpicas, que han acabado con muy poco margen de tiempo las obras de los estadios que han sido emblema de sus Juegos, Madrid tendrá terminado el suyo mucho antes del encendido del pebetero.

Para garantizar que esto sea así y además con él ajuste de costes que preside toda la apuesta olímpica de la capital de España, el Ayuntamiento de la ciudad suscribió en diciembre de 2008 un convenio con el Club Atlético de Madrid para la construcción del Estadio en el que se celebrarían las ceremonias de apertura y de clausura de los Juegos de 2020 y las competiciones de atletismo.

En virtud de este convenio patrimonial, y como figura en el dosier de la candidatura, el Ayuntamiento de Madrid garantiza la construcción del Estadio Olímpico, aunque será el Club Atlético de Madrid el que se subrogará en la obligación asumida por el consistorio.

Según los plazos actuales -alargados por efecto de la crisis económica- el Club abandonará en 2015 su estadio actual, el Vicente Calderón, para trasladarse al futuro estadio olímpico, y lo cedería con el tiempo suficiente antes de los juegos para su adaptación a las necesidades olímpicas.

El informe de Madrid 2020 dice que debe estar a disposición del Comité Organizador de los Juegos el 26 de febrero de 2020.

Las obras que acabarán por convertir el conocido como estadio de 'la peineta', que tienen una sola grada lateral, en un recinto futbolístico con más de 70.000 asientos -que se quedarían en 65.000 como estadio olímpico al construir la pista de atletismo-, se iniciaron en la primavera de 2011.

Después de derribar la parte baja del graderío existente, actualmente pueden verse ya las obras de construcción de los cimientos de la estructura que soportará todo el nuevo graderío.

En el dosier de Madrid 2020 figura para la totalidad de la obra un coste de 215 millones de dólares, unos 165 millones de euros.

El futuro Estadio Olímpico y del Atlético de Madrid está situado al este de la ciudad junto a la autovía de circunvalación M-40.

En el proyecto olímpico, el estadio se encontraría a un kilómetro o cinco minutos andando de la Villa Olímpica y del Centro de Prensa y Televisión.

Tendrá conexiones con tres líneas de Metro, una de ferrocarril y once de autobús.

El hito principal del futuro Estadio Olímpico de Madrid -y también del recinto que utilizará el Atlético- es su espectacular cubierta.

Una cubierta "ligera", que cubre el conjunto de graderíos "como si de un gran manto se tratara" y que dota de "unidad" a la intervención, según afirma el Club.

El conjunto ha sido proyectado con la intención de conseguir un edificio de perfil muy horizontal, capaz de generar el menor impacto posible en su entorno, por lo que se ha huido de la construcción de mástiles o estructuras sobresalientes.

La cubierta diseñada se incluye dentro de la tipología de las estructuras tensadas y está formada por un doble anillo de compresión exterior de acero y otro doble anillo interior de tracción, y dos grupos de cables radiales, cubierto todo ello por membranas tensadas.

El edificio dispondrá de unidades de control con múltiples cámaras de seguridad, núcleos verticales de circulación segura y sistema contra incendios, espacios de espera de seguridad en evacuaciones de emergencia y escaleras perimetrales de evacuación.

El acceso será directo a todos los niveles del Estadio para personas con discapacidad física y toda la circulación estará libre de barreras arquitectónicas.