Madrid cobrará un euro por receta para reducir el gasto farmacéutico

La Comunidad de Madrid cobrará a partir del año que viene un euro por receta con el fin de reducir el gasto farmacéutico, una medida que se adopta con carácter no recaudatorio, sino "disuasorio". Así lo ha anunciado el presidente de la Comunidad, Ignacio González, en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno que ha aprobado hoy el proyecto de ley de los Presupuestos de la región para 2013.

González ha asegurado que aunque el presupuesto en materia sanitaria bajará un 7% en 2013, el peso de la sanidad en las cuentas públicas aumentará en 5 puntos, pasando a representar el próximo año un 45% del total del gasto presupuestario.

Una de las novedades será el cobro de una tasa de un euro por receta que se expida (hasta un máximo de 72 euros al año), según ha explicado, medida con la que se espera "seguir impulsando el uso eficiente de los medicamentos" y que no tiene carácter recaudatorio "porque tiene un escaso impacto económico" (de 83 millones al año), sino "disuasorio".

Quedarán exentos de pagar esta tasa algunos colectivos, como las personas afectadas por síndrome tóxico, discapacitados, receptores de la renta mínima de inserción, personas que cobren pensiones no contributivas o parados que hayan agotado el subsidio por desempleo (hasta que cambie su situación). Sí pagarán la tasa de un euro, ha dicho tras varias preguntas, los jubilados con pensiones contributivas, que además continuarán pagando el porcentaje que establece el real decreto ley del Gobierno en función de su renta.

Para justificar la tasa, González ha remarcado que España es el segundo país de la UE en consumo de medicamentos, un 15% por encima de la media del resto de países, y que los madrileños "atesoran más de 45 millones de medicamentos en sus domicilios, muchos de ellos sin abrir". Además, ha señalado que en las comunidades autónomas que ya cobran una tasa por receta la reducción del gasto farmacéutico "ha sido siete puntos superior al conjunto del territorio nacional".

Otra de las medidas que se pondrá en marcha es la externalización de los servicios sanitarios en seis de los nuevos hospitales: Infanta Leonor (Vallecas), Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Cristina (Parla), Henares, Sureste y Tajo. "Vamos a equiparar esa gestión a la que actualmente tienen los hospitales de Valdemoro, Torrejón y Móstoles, que tan buen funcionamiento están dando al conjunto de la población", ha explicado. Una gestión, ha continuado, "más eficiente que la que se tiene en una gestión sanitaria directa", y para explicarlo ha afirmado que el coste de la atención sanitaria por paciente en estos hospitales es de 441 euros, frente a los 600 euros por paciente de los centros con gestión sanitaria directa. Con ello se estima un "importante ahorro" pero "manteniendo el mismo nivel de calidad y atención asistencial".

Además, se dará la posibilidad de que hasta un 10% de los centros de salud puedan ser gestionados directamente por los profesionales sanitarios que trabajan en el Sistema Madrileño de Salud "y que quieran asumir este reto", "evidentemente bajo supervisión y con financiación pública"."Es una fórmula que no es novedosa en Europa; es más, es la que más se está utilizando con carácter general para la atención sanitaria en los centros de salud, e impuesta desde hace muchos años en algunas comunidades como Cataluña, donde el modelo está funcionando de manera muy eficiente, a plena satisfacción de los usuarios y con unos costes menores a los que actualmente tenemos", ha argumentado.

También ha anunciado que se externalizarán los servicios no sanitarios de todos los hospitales públicos -como la cocina, la lavandería, almacenes o mantenimiento-, "para conseguir una gestión más eficiente, mejor y con menor coste".

Junto a esta medida, la Comunidad va a crear una central de compras de productos sanitarios "fuerte", con una comisión encargada de supervisar las adquisiciones, y también se van a centralizar los laboratorios de análisis rutinarios del conjunto de los hospitales -aunque se mantendrán laboratorios para análisis de emergencia en cada centro-.

Finalmente, González ha anunciado que el Hospital de La Princesa se transformará en un centro "de alta especialización" en la atención de patologías propias de personas mayores, lo que no quiere decir, ha especificado, que se convierta en un geriátrico ni en un centro de larga estancia.Por su parte, el Hospital Carlos III pasará a convertirse en un hospital "de media y larga estancia".

TELEASISTENCIA Y RENTA MÍNIMA DE INSERCCIÓN

La partida para la Renta Mínima de Inserción incluida en los próximos presupuestos del Gobierno madrileño para 2013 crece un 56%. "Tenemos en esta situación de dificultad económica y dentro de las dificultades que tenemos, que priorizar a las personas que se han quedado sin nada y que no tiene otra red a la que acogerse que no sea está", ha dicho González. La Comunidad espera que se puedan beneficiar 19.000 familias.

El presidente de la Comunidad de Madrid ha explicado además que el Gobierno regional se va a hacer cargo de la gestión directa de los servicios de teleasistencia y ayuda a domicilio de todos los ayuntamientos de la región, a excepción del de la capital. El objetivo es obtener "ahorros sustanciales" basados en la eliminación de las duplicidades en los Servicios Sociales. La idea está basada en la "concentración de la contratación" de los servicios de ayuda a domicilio y teleasistencia "dando los mismos servicios con un ahorro de costes".

En esta Consejería, también se van a aumentar las prestaciones por Dependencia, una partida que va a subir de 80 a 82 millones de euros, destinada a los 150.000 dependientes de la región, y se van a reducir los gastos de gestión en este campo en más de un 14% los gastos. También se mantendrán las ayudas a mayores dependientes, que cuentan con 50.000 plazas, y las atención gratuita a los discapacitados.

LA COMUNIDAD REDUCIRÁ UN 7,7% EL GASTO PÚBLICO EN 2013

El Presupuesto de la Comunidad de Madrid para 2013 asciende a 17.048 millones de euros y presenta, en su conjunto, una reducción del gasto del 7,7 por ciento, hasta los 1.424 millones de euros, y unos ingresos de 1.335 millones.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, que ha calificado el presupuesto de "serio", "responsable" y "muy riguroso", ha explicado que la Comunidad dispondrá de 992 millones menos de financiación autonómica con respecto a los que el gobierno regional considera que corresponden a Madrid por su recaudación.

Ha insistido en que este modelo de financiación es "especialmente perjudicial" para la región, por lo que continuarán las negociaciones con el Gobierno de Mariano Rajoy. Si finalmente se produjera un incremento de los ingresos por esta vía, el Ejecutivo regional incorporaría enmiendas a la tramitación parlamentaria de los presupuestos antes de que finalice este año.

Los ingresos mejorarán, ha explicado González, por la venta de activos inmobiliarios, donde se realizará un "esfuerzo importante"; los rendimientos económicos de los consorcios urbanísticos y el reparto de dividendos del Canal de Isabel II, empresa pública de gestión del agua.Las arcas regionales también verán incrementados sus ingresos a través de los tributos propios y tasas, y por la liquidación del sistema de financiación.

En el capítulo de gastos se mantienen "todos" los servicios sociales "esenciales", se potencia la "austeridad" y se reduce la estructura administrativa y la eliminación de organismos y empresas públicas, como la Agencia de Protección de Datos, Promomadrid, la Agencia Laín Entralgo, la comisión de control de Radio Televisión Madrid, el Consejo Económico y Social y la Fundación para la Investigación y el Desarrollo Ambiental (FIDA).

El presidente regional ha subrayado que el Presupuesto de la Comunidad de Madrid para 2013 "sigue siendo el más solidario" de España, al aportar al Fondo de Garantía de los Servicios Públicos un total de 2.500 millones de euros, lo que supone más del 73 por ciento del total. "Cada madrileño aporta 385 euros al año para financiar servicios públicos esenciales de otras comunidades frente a los 95 euros que pone cada ciudadano de Cataluña", ha matizado González.

Además, la Comunidad de Madrid aportará al Fondo de Suficiencia Global 516 millones de euros, que elevan a más de 3.000 los millones de euros que la región dedica a "solidaridad" en el conjunto de las comunidades.

Estos Presupuestos "responsables, rigurosos y serios" dedican nueve de cada diez euros a la financiación de políticas sociales y profundizan en la reducción de gastos corrientes, subvenciones y gastos no prioritarios "para hacer más con menos manteniendo los servicios esenciales" de los madrileños.

Las cuentas regionales, ha asegurado González, cumplen el objetivo de estabilidad presupuestaria para 2013 fijado por el Gobierno en el 0,7 por ciento y permitirán a esta comunidad autónoma "liderar la recuperación económica tan pronto como se invierta la tendencia en el país y empiece el crecimiento".

Ha reconocido que han sido los Presupuestos "más difíciles" de los últimos nueve años, pese a lo cual se mantienen todos los servicios públicos sin subida de impuestos, lo que ha permitido un ahorro de 21.500 millones de euros desde 2003.

En el capítulo de personal el Gobierno regional contempla de cara al próximo año una reducción del 1 por ciento de su plantilla, que afectará a unos 1.500 efectivos, como consecuencia de las jubilaciones de personal, la eliminación de vacantes y la no reposición de las plazas que se queden vacías.