Madrid dará ayudas para eliminar todas las calderas de carbón en 2022

Caldera de carbón
Caldera de carbón

El Ayuntamiento de Madrid otorgará ayudas a partir del próximo verano para eliminar en 2022 las 200 calderas de carbón que quedan en la capital y reducir a la mitad las de gasoil, con el objetivo de que en 2027 pasen de 4.500 a 2.250.

El Gobierno de PP y Cs en la capital española pretende vetar las calderas de carbón desde el 1 de enero de 2022 mediante la futura ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad.

El primer paquete de ayudas será de 12,5 millones en 2020. Dedicará dos millones a la retirada de calderas de carbón y 8,5 a las de gasóleo, mientras que otros dos millones subvencionarán a las pymes para que sustituyan sus sistemas de climatización por otros más sostenibles, tal y como ha adelantado este martes El Mundo y han confirmado a Efe fuentes de Medio Ambiente y Movilidad.

Subvenciones

Estas subvenciones serán de hasta un máximo del 60 % para sustituir calderas de carbón de uso residencial y de hasta un 40 % en el resto de uso, mientras que en el caso de las diésel las ayudas llegan al 40 % en viviendas y al 25 % en el resto.

El Ayuntamiento de Madrid, gobernado por José Luis Martínez-Almeida (PP), externalizará la gestión de estas ayudas lanzando para ello una convocatoria en la que seleccionará a una entidad colaboradora "que actuará en nombre y por cuenta del Ayuntamiento".

Será esta entidad la que compruebe las condiciones para otorgar la ayuda, tramitará la correspondiente petición, verificará la realización de la actividad y el cumplimiento de la finalidad para la que salen estas ayudas y hará entrega de las subvenciones a los beneficiarios, detallan desde el área que dirige Borja Carabante.

Para comprobar que estas instalaciones se han llevado a cabo el Consistorio solicitará todas las facturas.

La sustitución de las calderas más contaminantes forma parte de Madrid 360, el plan anticontaminación de PP y Cs que el alcalde de la capital defenderá ante la Comisión Europea la próxima semana.