Madrid amplía la alerta por frío hasta el viernes, por temperaturas de hasta 2 grados bajo cero

La Comunidad de Madrid continúa este miércoles en alerta por frío con una temperatura mínima de 2 grados bajo cero, que podrá registrarse hasta el viernes, según ha informado la Consejería de Sanidad con su informe del Area de Vigilancia de Riesgos Ambientales en Salud.

Concretamente, según las previsiones de la Comunidad, este jueves se alcanzarán temperaturas de hasta 2,8 grados bajo cero, mientras que el viernes las temperaturas llegarán hasta los 3,5 grados bajo cero. El sábado se prevén subidas de temperaturas, hasta los -1,5 grados.

Algunas de las recomendaciones para prevenir los efectos del frío son tratar de tener un buen aislamiento térmico en la vivienda evitando corrientes de aire o pérdidas de calor, y tener la calefacción a una temperatura de 20- 22ºC.

Así, en el hogar se debe tener precaución con las estufas de leña y de gas para evitar riesgos de incendio o intoxicación por monóxido de carbono, ya que todos los años hay incidentes graves por este motivo. Al salir a la calle, conviene tener en cuenta que varias capas de ropa fina protegen más que una sola gruesa, al formar cámaras de aire aislante entre ellas. También debe extremarse la precaución para evitar caídas que podrían ocasionar una fractura de cadera o de otros huesos.

HASTA -7 EN LA SIERRA

Emergencias 112 Comunidad de Madrid ha alertado a ayuntamientos y organismos de la región de la previsión de bajas temperaturas previstas para este jueves hasta las 10 horas, con hasta siete grados bajo cero en la sierra y 4 grados bajo cero en el resto, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Precisamente este martes la Aemet activó la alerta amarilla por muy bajas temperaturas durante la noche en la región, que han alcanzado, al igual que mañana jueves, los 7 grados bajo cero en la Sierra y los 4 bajo cero en el resto de la Comunidad.

Ante ello, el Centro regional de Emergencias 112 también comunicó esta circunstancia a organismos y ayuntamientos para que estuvieran previstos de sal y salmuera con el fin de actuar contra el hielo.

Respecto a la manera de conducir el vehículo ante estas circunstancias, las recomendaciones pasan por reducir la velocidad, llevar siempre el alumbrado de cruce e incluso el alumbrado antiniebla si fuera necesario, circular con marchas largas y no conducir con acelerones ni frenazos bruscos para mantener el control del vehículo en todo momento.