Madrid, Galicia y Castilla y León se alían por el estado autonómico y frente a barreras

Las comunidades de Madrid, Galicia y Castilla y León se han unido para mostrar lealtad al Gobierno de Mariano Rajoy, frente al desafío independentista, así como para reafirmar su apoyo al Estado autonómico. La Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, ha sido este miércoles testigo del encuentro entre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

Los tres han suscrito un acuerdo en el que han dejado patente su "lealtad" al Ejecutivo y al Estado de las autonomías, en lo que han denominado una "declaración no de independencia, sino de convivencia". Además, han establecido varios ejes sobre los que trabajar, como son la conexión del corredor Norte-Noroeste de Alta Velocidad L.A.V Madrid-Galicia; el desarrollo económico, cultural y medioambiental; los servicios públicos esenciales y la coordinación en asuntos clave de la política autonómica.

Según han detallado los presidentes regionales, la construcción ferroviaria comenzará su período de pruebas en el último trimestre de 2019, ya que la obra esta ahora mismo "en plena ejecución".

Así, Feijóo ha desgranado que en este año se han "desbloqueado" 14 de los tramos y que, pese a tener durante mucho tiempo "un Gobierno en funciones", no se han rescindido los contratos de parte de la línea por lo que no ha habido necesidad de volverlos a licitar.

Por su parte, tanto Cifuentes como Herrera han destacado la importancia de crear una "estrategia de futuro" para aprovechar las oportunidades económicas y sociales que nazcan de dichas infraestructuras. Esta conexión permitirá unir Madrid y Galicia en apenas tres horas y media.

FORO ECONOMICO Y SOCIAL ANUAL

Además, han anunciado que se llevará a cabo un foro económico y social anual, con participación de los agentes sociales y empresarial, para analizar los "impactos y oportunidades" de las tres autonomías. Entre ellos, se encuentran el cambio demográfico, las acciones en materia de conservación, estudiar proyectos culturales, medioambientales y turísticos comunes o impulsar políticas de mitigación del cambio climático.

En cuanto al desarrollo de los servicios públicos, Herrera ha destacado la necesidad de aportar por protocolos de colaboración conjunta. Especialmente, el presidente castellano y leonés ha hecho hincapié en el ámbito sanitario, al incidir en la importancia de que los ciudadanos puedan acceder a los servicios sanitarios que le queden más cerca independientemente de que sean o no de su comunidad.

Asimismo, los presidentes han resaltado la importancia de seguir "fortaleciendo a las entidades locales" dado que la población de sus comunidades representa al 25 por ciento de los españoles.

DESAFIO CATALAN

Pero, la cuestión de fondo de este encuentro ha sido unir fuerzas frente al desafío catalán. Así, el presidente de la Xunta ha abogado por poner en común aquello "que une y no que diferencia". "Queremos transmitir un mensaje muy claro: seguimos creyendo en el Estado de las autonomías", ha defendido Feijóo.

El presidente gallego ha insistido en que los presidentes autonómicos tienen dos responsabilidades: "defender los intereses de su comunidad y representar de forma ordinaria al Estado". "De no hacerlo seríamos desleales, no solo con los demás sino con nosotros mismos", ha defendido aludiendo al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

En esa misma línea, Herrera ha puesto de manifiesto la necesidad de "seguir haciendo España" a través de las comunidades autónomas, "desde el diálogo, la colaboración y la solidaridad" así como en ahondar en "buscar y afrontar soluciones comunes desde realidades distintas".

Por su parte, la presidenta de la Comunidad ha resaltado la importancia de este acto, "en un momento en el que un Gobierno autonómico está dividiendo a la sociedad catalana y amenazando la unidad de España". Cifuentes ha trasladado la "lealtad incuestionable" de los presidentes con el Gobierno de Mariano Rajoy.

"Este es el camino del entendimiento, de la concordia, por mucho que se empeñen no van a conseguir arrastrarnos a esa dinámica de separación. Nos vamos a mantener unidos", ha sentenciado la presidenta regional.