Madrid creará un Fondo de Contigencia para 2012 y recortará en empresas públicas

Madrid creará un Fondo de Contigencia para 2012 y recortará en empresas públicas
Madrid creará un Fondo de Contigencia para 2012 y recortará en empresas públicas |Telemadrid

El proyecto de Ley de Presupuestos para 2012 que presenta ante el Consejo de Gobierno congelará el gasto no financiero, que se sitúa en 17.048 millones de euros, lo que significa consolidar las rebajas presupuestarias de 2010 (-3 por ciento) y 2011 (-9 por ciento), ha informado el Gobierno regional. De este modo, el gasto no financiero en el presupuesto de 2012 es el mismo que en las cuentas de 2011 pero consolidando dentro de este gasto la integración de las competencias de Imade y Mintra. Además, en 2012 se recorta un 13,2 por ciento (531 millones de euros) el sector público empresarial madrileño, dentro del Plan de Racionalización del Sector Público, para "adelgazar" la Administración regional y derivar mayores recursos para garantizar a los madrileños la calidad de los servicios públicos esenciales, como la Educación, la Sanidad y las Políticas Sociales. Este plan permite un ahorro de 1.133 millones de euros desde su puesta en marcha en 2010.

"Se mantiene la política de austeridad en la gestión pública de la que la Comunidad de Madrid fue pionera desde el inicio de la crisis y le ha permitido ser la única región que no ha tenido que presentar un Plan de Saneamiento ante el Ministerio de Economía y Hacienda", señala la Comunidad de Madrid.

La Administración que preside Esperanza Aguirre mantiene que "la mayor eficiencia en la gestión pública permite garantizar la calidad de los servicios públicos esenciales", de modo que las cuentas para 2012 tendrán un carácter social, ya que el 86,1 por ciento del presupuesto, casi nueve de cada diez euros, se destinan a políticas sociales.

En resumen, de cada 100 euros del Presupuesto, 40 se destinan a Sanidad, 27 a Educación, 8 a Asuntos Sociales, 7 a subvencionar al usuario del transporte público y 4 a políticas económicas, medioambientales y transporte.

GARANTIZAR LO NECESARIO

El Gobierno autonómico se queja de que la "incertidumbre" creada por el Ejecutivo central al no facilitar a las Comunidades Autónomas la previsión de ingresos estatales de los que dispondrán para atender las necesidades de los ciudadanos, "se atenúa en el Presupuesto de 2012 con la creación de un Fondo de Contingencia, dotado con 2.567,5 millones de euros".

"De esta forma, el Gobierno regional garantiza los recursos necesarios para atender servicios de los madrileños, al margen de que el próximo Gobierno central que salga de las urnas el 20 de noviembre pueda modificar las estimaciones de crecimiento y de entregas a cuenta de IRPF, IVA e IIEE", añade.

La Comunidad de Madrid entiende que la "asfixia" del Gobierno de la nación, que, según denuncia, "ha negado a la Comunidad 3.076 millones de euros del Sistema de Financiación Autonómico, impiden que el Presupuesto regional madrileño para el próximo año tenga un superávit, del 0,24 por ciento del PIB, es decir 483 millones de euros de saldo positivo".

Precisa que, dicho de otro modo, si el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero "no le hubiese negado a la Comunidad de Madrid los 3.076 millones que le corresponden del sistema de financiación, ese superávit le habría permitido reducir su deuda en 2012 en 483 millones de euros y no tener que incurrir tampoco en deuda nueva". "Y al reducir en ese importe su deuda y no tener que incurrir en nuevo endeudamiento, la Comunidad de Madrid podría disminuir los gastos financieros por intereses de la deuda en casi 180 millones de euros al año, que podría destinar para atender, por ejemplo, el gasto social", apostilla.

CONSOLIDAR LAS REBAJAS FISCALES

Los presupuestos para el año que viene consolidan la política de rebajas fiscales iniciada por la Comunidad de Madrid en 2003, de manera que son ya 18.500 millones de euros el importe que los contribuyentes madrileños habrán pagado como menores impuestos en los

últimos 8 años.

Con las rebajas fiscales que se incluyen en los Presupuestos de 2012, cada contribuyente madrileño tendrá un ahorro en su factura tributaria de 700 euros anuales, una cantidad de la que dispone para ahorrar, invertir o consumir, lo que deriva en mayor actividad económica y creación de empleo.

Según el Ejecutivo madrileño, también consolidan a Madrid como "la que más aporta a la solidaridad interregional de los españoles, con una aportación de 2.980 millones de euros". Esto significa que cada madrileño dará 460 euros para financiar las políticas sociales de las regiones con menor capacidad económica.

"Se trata de la mayor aportación realizada por una Comunidad, a distancia del resto de regiones sustentadoras (fundamentalmente Baleares y Cataluña, que aportarían 300 euros y 140 euros por habitante, respectivamente)", concluye.