López de los Mozos acusa a Rosado de presionarla para falsificar su firma en el acta del Máster

López de los Mozos acusa a Rosado de presionarla para falsificar su firma en el acta del Máster

Alicia López de los Mozos, supuesta presidenta del tribunal del trabajo de fin de máster (TFM) de la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes, ha acusado hoy ante la juez que investiga el caso máster a la profesora Cecilia Rosado de presionarla para falsificar su firma en el acta de evaluación. De los Mozos ha comparecido como investigada ante la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez Medel, por un delito de prevaricación ya que supuestamente calificó a alumnos que no cursaron el máster de Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC).

Según fuentes jurídicas, López de los Mozos ha explicado en Sala que Rosado le presionó para que reconociera su firma en el acta; en caso contrario, ella diría que contaba con su autorización para poder hacerlo.

En cuanto al resto de su declaración, de apenas veinte minutos, la profesora se ha ratificado en todo lo que dijo en su primera comparecencia -en la que entró como testigo y salió como imputada- y ha reconocido haber calificado a alumnos que ni siquiera cursaron el máster.

Tras ella, ha comparecido Cecilia Rosado, secretaria del tribunal encargado de examinarla y la única que sí firmó el acta aunque asegura que las otras dos firmas la falsificó con el consentimiento de sendas profesoras. No obstante, se ha acogido a su derecho a no declarar, según han añadido las fuentes.

En su anterior declaración, Rosado dijo que recibió presiones del exdirector del Instituto de Derecho Público Enrique Álvarez Conde, y de María Teresa Feito, exasesora del Gobierno madrileño que acudió a la universidad cuando se publicaron las presuntas irregularidades. Ambos declaran hoy como investigados.

FEITO, EX-ASSESORA DE CIFUENTES ADMITE QUE FUE A LA REY JUAN CARLOS PERO NO A PRESIONAR

La exasesora del Gobierno madrileño María Teresa Feito ha reconocido hoy ante la juez del 'caso máster' que acudió a la Universidad Rey Juan Carlos por temas ajenos al máster de Cristina Cifuentes, pese a ser alertada la víspera de que saltara el escándalo de algunas irregularidades, pero nunca a presionar.

Feito ha declarado hoy como investigada ante la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez Medel, en una jornada en la que también han comparecido cuatro profesores y el exdirector del Instituto de Derecho Público, Enrique Álvarez Conde.

En su comparecencia, ha revelado que el 20 de marzo, la víspera de que saltara la noticia, Amalia Calonge, funcionaria de la Rey Juan Carlos que alteró sus notas y amiga de Feito, le telefoneó para advertirla de que dos periodistas de eldiario.es la estaban llamando para pedirla explicaciones por unas notas alteradas de Cifuentes.

Inmediatamente llamó a la entonces jefa de gabinete de Cifuentes, Marisa González, quien no pudo atenderla, aunque le devolvió la llamada poco después "muy nerviosa" tras conversar con los periodistas, añaden las fuentes. Feito entonces llamó al rector Javier Ramos para decirle que iba a ir el 21, pero este no contestó.

Pese a conocer de antemano la polémica y publicarse esa mañana la noticia sobre las irregularidades del máster, Feito acudió a la Universidad pero no por este tema sino para conversar con dos profesores por una ponencia de inglés, hasta que se vio envuelta "por casualidad" en este asunto.

Sucedió cuando, al llegar al rectorado para este encuentro, se topó con el rector y uno de los profesores con quien se había citado, que le comentó que se iban a meter en una reunión por el asunto de Cifuentes, a la que ella entró hasta en tres ocasiones.

A partir de aquí, Feito ha afirmado que empezó a interesarse por el asunto llamando a Conde, quien a su vez le insiste en hablar con Cecilia Rosado, secretaria del tribunal del TFM de Cifuentes.

La exasesora le preguntó si tenía el TFM y conversaron varias veces ese día hasta que recibió un email del profesor Pablo Chico con copia al rector en el que decía que todo estaba en orden con Cifuentes.

En base a este relato, ha querido dejar claro que nunca amenazó ni presionó a nadie -como si sostiene Rosado- y que se vio envuelta "por casualidad" en este asunto al ser la única profesora de la Rey Juan Carlos en el Gobierno.

ALVAREZ CONDE TAMBIEN SE NIEGA A DECLARAR

El exdirector del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC) Enrique Álvarez Conde ha rechazado declarar ante la juez que investiga las irregularidades del máster de la expresidenta Cristina Cifuentes mientras no se resuelva si la causa se eleva al Tribuna Supremo.

Álvarez Conde ha comparecido hoy como investigado ante la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez Medel, por un delito de falsedad documental, si bien se considera que su responsabilidad en la causa es mucho mayor pues las irregularidades no afectan únicamente al caso de Cifuentes.

Fuentes jurídicas presentes en la declaración han explicado que Conde ha leído un escrito ante la Sala en el que ha argumentado los motivos por los que hoy se acoge a su derecho a no declarar. En concreto, se ha remitido al recurso de apelación que debe resolver la Audiencia Provincial de Madrid sobre su petición para que la investigación se limite únicamente al supuesto de Cifuentes, una vez la juez rechazó este aspecto en reforma. Y también a la petición efectuada por la defensa de la expresidenta regional a la jueza María del Carmen Rodríguez-Medel para elevar la causa al Supremo después de que el juzgado pidiera al Congreso de los Diputados la identificación como diputado de Pablo Casado (PP) para confirmar su aforamiento y remitir la causa al alto tribunal.