Llega la Selectividad para 28.000 alumnos madrileños

Llega la Selectividad para 28.000 alumnos madrileños
Llega la Selectividad para 28.000 alumnos madrileños |Telemadrid

Más de 28.000 estudiantes de la Comunidad de Madrid se presentarán los días 6, 7 y 8 de junio a la prueba de acceso a la Universidad en las seis universidades públicas de la región, cifra superior a la del año pasado, cuando se presentaron 25.700 alumnos, según datos suministrados por los centros universitarios a Europa Press.

Es el segundo año que se celebra la prueba con la nueva modalidad, que consta de una parte general, obligatoria, y de otra específica, voluntaria, que podrán hacer todos aquellos alumnos que quieran mejorar su nota de admisión a los estudios universitarios de Grado.

Los alumnos, que ya han realizado la preinscripción para las pruebas de acceso a la universidad, optarán a las más de 43.500 plazas que se ofrecerán en la Comunidad de Madrid en el curso 2011-2012. Estas plazas se ofertan también para alumnos de otras regiones, titulados y estudiantes procedentes de FP.

Así, la Universidad Complutense de Madrid es la que más alumnos acoge, con más de 10.000; en la Universidad Autónoma de Madrid se examinarán 8.062 estudiantes; en la Universidad de Alcalá de Henares, un total de 3.508; en la Rey Juan Carlos, un total de 2.437; en la Politécnica, 1.116. Los datos de la Carlos III están por cerrar pero se espera que sean unos 3.000, similar a la cifra del año pasado.

Para el próximo curso, con todas las titulaciones adaptadas al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) las universidades madrileñas ofrecen más de 43.500 plazas, lideradas por la Complutense, con 17.539 plazas; seguida de la Autónoma, con 6.535; la Carlos III, con más de 3.000; la Rey Juan Carlos, con 6.800; la Politécnica, con 5.890; y la Universidad de Alcalá, con 3.770 plazas.

LOS MADRILEÑOS, LOS SEGUNDOS

Los alumnos de 2º de Bachillerato de la Comunidad de Madrid serán los segundos en realizar las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) para el curso 2011-2012, mientras que los catalanes, murcianos y canarios serán los últimos, el día 15. Los primeros alumnos en examinarse fueron los de Asturias, el pasado miércoles 1 de junio.

El anonimato de la prueba de acceso a estudios universitarios está garantizado a través de un sistema de códigos de barras que se utiliza para identificar las pruebas y que evita cualquier error en el procedimiento informático de las calificaciones. Este sistema es común para las seis universidades públicas del distrito único de Madrid.

La selectividad se divide en dos fases. La primera, la llamada 'fase general', que, igual que hasta ahora, el alumno se examinará de las materias comunes de segundo de Bachillerato --Lengua castellana, Literatura, Lengua extranjera, Historia o Filosofía y de la Lengua cooficial, en función de la comunidad autónoma--. Además, se une a esta prueba general un examen de una asignatura de modalidad elegida por cada estudiante.

La segunda fase, denominada 'específica', es voluntaria. Aquí, el alumno que quiera competir por una plaza en una titulación en la que prevé que haya más demanda que oferta, tendrá la oportunidad de mejorar su nota examinándose de cualquiera de las materias de modalidad de segundo de Bachillerato, que tiene que ser distinta a la elegida en la 'fase general'.

De esta manera, con la nota de la primera fase, un estudiante podrá acceder a cualquier carrera que tenga plazas, pero si de lo contrario éstas son insuficientes y hay más demanda que oferta, la admisión se hará como hasta ahora por orden de nota de admisión. Además, la nota que se obtenga en la fase específica voluntaria caducará a los dos años.

La nueva PAU se realizó por primera vez el año pasado y actualizaba un sistema que llevaba 20 años en vigor y que se adaptaba a los nuevos tiempos: al Espacio Europeo de Educación Superior, a la importancia de los idiomas y al aumento de la oferta de las universidades, entre otras cosas.

MATERIAS Y DÍAS

Así, los exámenes comenzarán el próximo lunes a las 10 horas, con los ejercicios de la fase general: el comentario de un texto de Lengua Castellana y Literatura, Historia de España o Historia de la Filosofía, y, por último, la lengua extranjera, con la idea de que las pruebas terminen alrededor de los 18 horas.

El martes también acogerá un cuarto ejercicio de la fase general, con una materia de modalidad de 2ª Bachillerato, y otras dos pruebas para la parte específica: por un lado, Dibujo Artístico II, Física y Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales II; y por otro, Geografía, Matemáticas II y Técnicas de expresión gráfico-plástica.

El último día, el miércoles, continuará la fase específica. Por la mañana, a primera hora, será el turno para Latín II, Química e Historia de la música y de la danza; a las 12.15 horas, Análisis musical II, Biología, Historia del Arte y tecnología Industrial II; y por la tarde, Dibujo Técnico II, Griego II, Electrotecnica así como Lenguaje y Práctica musical.

Las universidades recuerdan a los estudiantes que deberán estar en las sedes de los exámenes al menos un cuarto de hora antes de las pruebas y que deberán presentar el DNI para acceder al aula.

Las notas saldrán publicadas el 22 de junio a partir de las 7 horas en Internet. Los estudiantes podrán reclamar sus notas durante los días 24, 27 y 28 de junio a través de dos procedimientos: la doble corrección, que puede subir o bajar la nota, o la reclamación simple, donde sólo se puede mantener o subir la puntuación.

PREINSCRIPCIÓN

El periodo de preinscripción será del 14 de junio al 5 de julio. Los listados con las notas de corte y la adjudicación de plazas se publicarán el 20 de julio, y se podrá reclamar del 21 al 23 de julio.

Los estudios de Traducción e Interpretación y el Derecho mención y francés tendrá plazos especiales, ya que la preinscripción para estos cursos podrá realizarse del 22 al 28 de junio. En el caso de los primeros estudios, la prueba específica se realizará el 30 de junio y el listado de aptos, el 4 de julio.

OBJETIVOS DE LA PRUEBA

La prueba de acceso tiene por finalidad valorar, con carácter objetivo, la madurez académica del estudiante, así como los conocimientos y capacidades adquiridos en el Bachillerato y su capacidad para seguir con éxito las enseñanzas universitarias oficiales de Grado.

A la hora de corregir, según ha establecido la Comisión Interuniversitaria, se tendrá en cuenta la propiedad del vocabulario, la corrección sintáctica, la corrección ortográfica (Grafías y tildes), la puntuación apropiada y la adecuada presentación.

Los exámenes son corregidos por profesores especialistas de cada materia, de forma anónima (el corrector no sabe a qué estudiante corrige ni a qué centro pertenece), en un plazo máximo de cinco días. La asignación de los ejercicios, que no superará un máximo de 200 por corrector, se hace de forma centralizada desde el Vicerrectorado de Estudiantes.