Lissavetzky pide que prorrogue el contrato de las escuelas infantiles cooperativas

El portavoz municipal del PSOE, Jaime Lissavetzky, ha reclamado este lunes a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que prorrogue un año más el contrato de gestión de las escuelas infantiles gestionadas por cooperativas sociales y ha alertado de que, en caso de convocarse un nuevo concurso donde prime más el criterio económico sobre el pedagógico, se perderá "calidad educativa y profesorado".

Así lo ha detallado a los medios de comunicación tras visitar la escuela infantil Las Nubes, en el distrito de Retiro, donde ha mantenido también un encuentro con representantes de padres de ocho centros gestionados por cooperativas educativas.

Según los datos del PSOE estás ocho escuelas están ubicadas en ocho distritos de la ciudad (Retiro, Canillejas, Centro, Vicálvaro, Tetuán, Moncloa-Aravaca, Fuencarral y Moratalaz) y en ellos aproximadamente 1.100 familias tienen matriculados a sus hijos.

Lissavetzky ha indicado que existen 55 escuelas infantiles en Madrid y que en el caso de 18 escuelas de la capital aún no se ha prorrogado el contrato de gestión el año que le resta para continuar este contrato (que comprendía tres años con posibilidad de otros tres más). De estos centros, ocho son gestionados por cooperativas y el edil del PSOE ha censurado que el Consistorio aún no haya comunicado si va a ejecutar la prórroga de un año que les resta.

ACUSA AL AYUNTAMIENTO

Tras criticar que el presupuesto educativo ha bajado un 18 por ciento desde 2012, el portavoz socialista ha acusado al Ayuntamiento de "cambiar las reglas del juego" y pretender sacar un nuevo concurso donde prime más el criterio económico que el educativo.

En este sentido, ha indicado que el Ayuntamiento de Madrid estaría generando "un problema donde no lo hay" si lanza un nuevo concurso de gestión, pues se licitaría por un periodo de año a año, según ha apuntado, estaría dirigido a que filiales de grandes empresas del sector de la construcción se alzaran con la adjudicación (que ya gestionan 10 de las 55 escuelas de Madrid).

Aparte, Lissavetzky ha aseverado que esta situación genera "alarma" en las familias pues aún desconocen si en estas escuelas infantiles mantendrán el año que viene el mismo proyecto educativo y los mismos equipos pedagógicos, pese a que ya ha concluido el periodo de matriculación.

Tras recordar que los padres ya se han movilizado y han recogido cerca de 12.000 firmas, ha avanzado que remitirá a Botella una carta para solicitarla que prorrogue estos contratos y mantenga el modelo de gestión que aplican estas cooperativas.

Al respecto, Lissavetzky ha recordado que el artículo 116 de la LOE y la LOMCE plantea que en el caso de la educación obligatoria tendrán prioridad en los conciertos los proyectos presentados por cooperativa social, por lo que ha reclamado que se extienda el espíritu de la normativa estatal a la Educación Infantil.

Finalmente, espera que la alcaldesa de Madrid recoja esa "mano tendida" y atienda la petición de los socialistas para que impere "el sentido común". "Tiene la oportunidad de apuntarse un tanto", ha espetado el portavoz del PSOE para remarcar que se debe prorrogar los contratos y que, después de las elecciones municipales, sea el nuevo equipo de Gobierno local el que decida qué modelo de contrato se aplica a estos centros.

LOS PADRES: "SE HA VULNERADO NUESTRO DERECHO A ELEGIR"

Junto a Lissavetzky ha comparecido un grupo de padres que reclaman la prórroga del contrato de estas ocho escuelas infantiles. Uno de los padres, Santiago, ha indicado que los padres se han agrupado para "hacer frente" a la política de la Comunidad y el Ayuntamiento pues desconocen si el año que viene se mantendrán en los centros los mismos equipos educativo y el proyecto pedagógico.

"Se ha visto vulnerado nuestro derecho a elegir libremente el proyecto educativo de nuestros hijos", ha apuntado Santiago para recalcar que el periodo de matriculación concluyó el 9 de mayo.

En esta misma línea se ha expresado Eva, una de las madres afectadas, quien ha comentado que son los padres, como "usuarios y costeadores" del servicio, los que deben decidir sobre el modelo de gestión de las escuelas infantiles.

"No que decidan otros por nosotros por cuestiones económicas", ha zanjado luego. Aparte, este grupo de padres han remitido una carta a la administración para reclamar su derecho a decidir sobre el proyecto educativo para estos centros.

EL AYUNTAMIENTO YA SE PRONUNCIO EN EL PLENO

La cuestión de la prórroga de estos centros educativos ya fue objeto de debate en el último Pleno municipal.

Entonces, la delegada de Familia y Servicios Sociales, Dolores Navarro, subrayó que los pliegos de condiciones para el contrato de gestión de 18 escuelas infantiles utilizará la ponderación de los aspectos educativos y económicos son los mismos que en el año 2009 y remarcó que, al ser así, las mismas empresas pueden optar al proceso de cara a poder seguir al frente de los centros.

Navarro explicó que el contrato ya ha sufrido dos prórrogas y que ahora se prepara unos nuevos pliegos para actualizar el modelo de financiación al coste por plaza, tal y como exige la nueva normativa. En este caso, las que sí se ha ampliado el contrato para las que disponen de ese modelo (con una prórroga).

No obstante, dijo que los criterios y baremación de las condiciones educativas y económicas son las mismas y que, en consecuencia, las cooperativas y actuales gestores de los centros pueden optar de nuevo al proceso y seguir en las escuelas.

La delegada comentó que la adjudicación de contratos no atiende sólo a lo económico sino que atiende todos los aspectos educativos y ha apuntado que el Ayuntamiento sigue "apostando" por una educación de calidad.