Lissavetzky propone inversiones del Estado, Comunidad y Ayuntamiento en los barrios con "carencias"

Lissavetzky propone inversiones del Estado, Comunidad y Ayuntamiento en los barrios con "carencias"

El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha propuesto este miércoles un Plan C para al capital en el que participen tanto el Estado y la Comunidad de Madrid como el propio Ayuntamiento de la capital, destinado a los barrios que han sufrido "carencias" durante esta legislatura y que se base en el desarrollo de la Ley de Capitalidad. Durante un acto en Madrid Río, Lissavetzky ha explicado que su objetivo es lograr, mediante el "diálogo", que las tres administraciones "hagan un plan especial para Madrid (para solventar) las carencias generadas por la falta de inversiones durante los últimos años".

Así, este Plan C o Plan Capital, como lo ha nombrado, se centraría en la creación de empleo, los programas sociales y el reequilibrio territorial, para "recuperar el tiempo perdido, sobre todo en inversiones, por culpa de las grandes obras"."No es momento de grandes obras, que llevan a una gran deuda e incluso la ruina o la hipoteca de las arcas municipales. Hay que apostar por las pequeñas soluciones para rescatar a los barrios del abandono", se ha justificado.

Este plan, que a su juicio debería ser "plurianual", se basaría en el "esfuerzo conjunto" y el "acuerdo" de las tres administraciones, apoyándose para ello en la Ley de Capitalidad, que "tiene mecanismos que no se han puesto en marcha pero que son una buena herramienta" para este tipo de iniciativas.

FALTA DE FINANCIACION

Sin embargo, una de las grandes carencias de esta ley, como ha reconocido el propio Lissavetzky, es que no establece ninguna financiación especial para la ciudad por sus especiales necesidades como capital del Reino. "Una cosa son las leyes y otra, las políticas. El espíritu de esta ley puede aprovecharse para que se sienten las tres administraciones y tomen una serie de decisiones porque creo que no se ha explotado suficientemente (la ley). Es cierto que venía sin financiación, y así la aceptó (Alberto Ruiz) Gallardón, pero aquí el hecho es que bajo ese paraguas, ese espíritu o filosofía y dada la situación en la que estamos, sería razonable que las tres administraciones no sentáramos, dejando a un lado ideologías, y que nos pongamos de acuerdo para ver cuáles son realmente las carencias de Madrid", ha subrayado.

Así, ha rechazado que sea necesario cambiar la Ley para hacer un plan más efectivo, y ha señalado que "no ha habido que cambiarla para que haya habido Plan E". "Si gobierno convocaré a las otras administraciones, leeré el espíritu y la filosofía de esta ley y diré, *por qué no nos ponemos de acuerdo, invertimos los tres aquí en Madrid, que al ser la capital de España merece un trato especial?", ha zanjado.