Lissavetzky anuncia que retiraría tasa de Basuras si gana las elecciones

Lissavetzky llama a Gallardón "deudópata" y promete quitar la tasa de basuras

El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha explicado este miércoles que en su programa incluirá la retirada de la Tasa de Basuras a partir de 2012 mediante la introducción de medidas compensatorias para ahorrar hasta 145 millones a las arcas municipales, como la puesta en marcha de nuevo de la tasa para grandes generadores de residuos (ahorro de 36 millones), el recorte de órganos directivos y de personal de confianza (14,3) y de la publicidad (5,8).

También ha propuesto el fin de alquileres innecesarios (29 millones), acabar con gran parte de los estudios técnicos solicitados a externos (40 millones) y la disminución de la seguridad privada en edificios públicos (casi 20 millones).

Con su propuesta, las arcas municipales ahorrarían 145,1 millones de euros frente a los 144,7 millones que prevé ingresar el Ayuntamiento en 2012 por la Tasa de Basuras. A esto habría que sumar otras iniciativas de ahorro, que dará a conocer en breve, como ha adelantado.

Lissavetzky ha asegurado además que, si llega a la Alcaldía, el IBI sólo se incrementará "lo previsto" y que su propuesta es "sensata y de justicia". "Es la sensatez frente al despilfarro", ha estimado. "No estoy en contra de la Tasa de Basuras, estoy en contra de esta tasa de Gallardón", ha apuntado en una rueda de prensa en la oficina del candidato, en la calle Ferraz. Y es que ha criticado que el equipo del alcalde optase por retirar la tasa destinada a grandes generadores de basura, en marcha hasta 2008, haciéndola extensible "a todas las viviendas y actividades". Eso se llama, en su opinión, "repartir el gasto generosamente".

"HACER CAJA PARA PAGAR LA DEUDA"

Según Lissavetzky, la Tasa de Basuras es "injusta", "abusiva", ya que también la pagan los garajes y trasteros, y una "subida encubierta del IBI" para "pagar los desmanes y el derroche" de Alberto Ruiz-Gallardón. "Es hacer caja para pagar la deuda", ha resumido. Asimismo, el candidato del PSOE ha afirmado que todo esto está íntimamente ligado al incremento de la presión fiscal, que subió un 245 por ciento desde 2003, como ha señalado.

También considera que es "innecesaria" ya que "no ha servido para mejorar la gestión de los residuos". De hecho, Madrid está "ahora más sucia", entre otras cosas por el retraso al pago de los proveedores de los servicios de limpieza. El socialista ha prometido poner en marcha un plan económico-financiero si llega a la Alcaldía.

"No somos extraterrestres. La Tasa de Basuras es una doble imposición porque ya está incluida en el IBI", ha destacado después de insistir en que en la capital se contabilizarán 1,9 millones de recibos "pagando por algo ya abonado en el Impuesto de Bienes Inmuebles".

Ha recordado asimismo que el PSOE siempre manifestó su rechazo a esta tasa, como se demostró con la campaña puesta en marcha meses atrás y que recopiló hasta 136.000 reclamaciones ciudadanas, que habrían de sumarse a las impulsadas desde la Federación Regional de Vecinos de Madrid (FRAVM).

El candidato ha adelantado que si llega a la Alcaldía el próximo 22 de mayo reimplantará el servicio de recogida de muebles y el de limpieza de la hoja. Y es que, como ha denunciado, este otoño la ciudad parecía "sacada de un cuento de Dickens".

Jaime Lissaveztky ha concluido afirmando que la ciudad sufre una grave enfermedad, las cuentas del Ayuntamiento, y que "con tiritas no se cura". De Gallardón ha insistido en que sufre de "deudopatía", una "enfermedad con síntomas como el gasto compulsivo, siempre en hormigón, con la recaudación como medicación y con un efecto secundario, que pagan todos los ciudadanos".