Lissavetzky: Ruiz-Gallardón, "ha gastado alocadamente" porque es un "deudópata"

El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha defendido este miércoles en una entrevista en Telemadrid, la puesta en marcha de un Pacto de la Villa con todas las fuerzas políticas, sindicatos, empresarios y organizaciones sociales que recogiera el "espíritu de la Transición de los Pactos de la Moncloa". El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha hecho un repaso de sus principales propuestas, como la eliminación de la Tasa de Basuras, la congelación del IBI y la incorporación de bonificaciones sociales para colectivos desfavorecidos y ha criticado la gestión municipal del alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, que , segun afirmaó "ha gastado alocadamente" porque es un "deudópata con auténtica pasión por la deuda".

Después de identificar el desempleo como su principal preocupación, el socialista ha avanzado que la primera medida que tomaría si los madrileños le dan su confianza el día 22 sería "llamar a todos" y reunirles en un Pacto por la Villa, que sería una especie de Pactos de la Moncloa pero a nivel municipal. "Hay que recuperar el espíritu de la Transición con los Pactos de la Moncloa. Pongámonos de acuerdo en algunas cosas aunque esto no quiere decir que haya que dejar las ideologías de lado", ha explicado. Ese primer acuerdo giraría alrededor de un plan de desarrollo económico y de empleo para Madrid.

Lo que defiende es que en cuestiones como el paro lo que hay que hacer es "arrimar el hombro por una causa noble y por justicia", como ya se hizo con la candidatura olímpica. En definitiva, se trata de aplicar el "espíritu olímpico" a la vida municipal.

Sobre el 'catastrazo' ha asegurado que pedirá su retirada al Ministerio de Economía y Hacienda en el primer Pleno, si los madrileños le dan su confianza, por "no ser oportuno" con la crisis que golpea a la ciudadanía. Ha añadido que los empresarios han recibido bien esta medida, después de que ayer presentara su programa electoral a CEIM.

Preguntado si mediaría con el Gobierno de la Nación para tratar de conseguir que la capital pudiera refinanciar su deuda, el candidato cree que "no es problema de mediación sino de cumplir las reglas", sobre todo teniendo en cuenta que una persona, Alberto Ruiz-Gallardón, "ha gastado alocadamente" porque es un "deudópata con auténtica pasión por la deuda".

La solución pasaría, en su opinión, por "apretarse el cinturón y reducir el 15 por ciento del gasto corriente menos en los aspectos sociales", además de remunicipalizar empresas como Madrid Calle 30 o acabar con "gastos exagerados", entre los que incluye los 390 millones en trabajos de asistencia técnica y externos y el incremento de personal directivo. Cree además que Madrid necesita desarrollar la Ley de Capitalidad, una Carta de Municipalidad y un Canon de Capitalidad.

GOMEZ VISITA EL GOMEZ ULLA EN CARABANCHEL

Por su parte, el secretario general del PSM y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, ha prometido frenar "la hemorragia de privatizaciones" impulsada por el Gobierno de la Comunidad de Madrid en el caso de que Gobierne tras los comicios del 22 de mayo, al tiempo que ha avanzado que los socialistas siguen adelante con el proyecto de construir un hospital en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel a pesar de la apertura civil del Hospital Militar Gómez Ulla.

Durante una visita al distrito de Latina y Carabanchel, el socialista ha hecho una primera parada en el Gómez Ulla, donde ha celebrado que el Ministerio del Interior no cediera a los reclamos de la Comunidad de Madrid, que según ha indicado quiso "privatizarlo". Y es que ha explicado que el "retraso de dos años para celebrar el convenio con la Comunidad de Madrid" se debió a que la Comunidad "quería también privatizar los servicios del Gómez Ulla" y el "Ministerio de Defensa se mantuvo firme". A su juicio, si no hubiese sido así, este centro estaría en manos de empresas constructoras, que reúnen "el 50 por ciento del endeudamiento privado" de España. "Si las constructoras son las que han llevado a la economía a esta situación lo menos sensato parece que es darle la gestión de la Sanidad a esas constructoras que han hecho llegar a casi la quiebra al conjunto de la economía", ha denunciado Gómez, que ha reclamado a la presidenta Esperanza Aguirre que explique el "lío" de las constructoras.

"Los madrileños no sólo estamos preocupados, sino que además los madrileños queremos transparencia y que la Comunidad de Madrid explique al conjunto de los madrileños cómo va a solucionar el problema de las constructoras, y si el copago es cobrar más a los que están más enfermos para pagar a las constructoras", ha señalado.

Frente a este modo de actuar, Gómez ha avanzado que lo que van a hacer los socialistas es "frenar la hemorragia de privatizaciones que tiene la Comunidad de Madrid, y recuperar para lo público todo lo que" puedan. "Es verdad que las prestaciones de servicio en régimen de contrato son fácilmente recuperables y habrá que observar cada concesión administrativa en que situación está para poder recuperar las que se pueda", ha remarcado, al tiempo que ha indicado que sigue en pie el "compromiso de Gobierno de hacer un hospital en los terrenos de la cárcel de Carabanchel". "Eso se va a hacer independientemente de que se amplíe la cobertura sanitaria en el Hospital Gómez Ulla", ha concluido.