Lhardy, el Corral de la Morería y los museos del Paseo del Arte, Premios de Turismo

El restaurante Lhardy, el tablao de flamenco El Corral de la Morería, y los tres grandes museos del Paseo del Arte de Madrid, -Prado, Thyssen y Reina Sofía-, han recibido hoy de manos de la alcaldesa, Ana Botella, los Premios de Turismo Ciudad de Madrid. Con ellos, el Ayuntamiento reconoce su contribución a que el turismo sea una fuente de empleo y riqueza para la capital.

"Premiamos la gastronomía, la cultura y el arte, tres de los atractivos que contribuyen a que, en esta grave crisis, el sector turístico resista como uno de los pilares más sólidos de la economía de la capital".

El número de viajeros de la Ciudad de Madrid en los últimos 12 meses se mantiene por encima de los 8,2 millones de personas, un 1,4% más que hace un año. Además ha habido 16 millones de pernoctaciones, lo que representa un incremento del 2,5%.

El Plan Estratégico de Turismo 2012-2015, elaborado en colaboración con el sector, incide en la necesidad de potenciar los segmentos gastronómico, cultura y museístico, "unos valores y atractivos de los que los premiados hoy son máximos representantes", ha señalado la alcaldesa.

GASTRONOMÍA Y CULTURA

El Restaurante Lhardy aúna gastronomía y cultura y forma parte de la historia de Madrid y del país. Es el más citado en la literatura española de los siglos XIX y XX. Políticos, intelectuales, artistas y miembros de la realeza han sido parte de la clientela que se ha dado cita alrededor de sus manteles durante sus más de 170 años de vida.

"Azorín dijo que no era posible imaginar Madrid sin Lhardy, y es verdad que la ciudad no sería la misma si en 1839 esta institución gastronómica no hubiera abierto sus puertas para poner corbata blanca a los bollos de Tahona, como escribe Galdós en el Episodios Nacionales".

ARTE FLAMENCO

El Corral de la Morería, uno de los tablaos flamencos más famosos del mundo, que ha contado entre sus clientes con Marlene Dietrich o Nicole Kidman, fue inaugurado en el corazón de la ciudad en 1956. "Su oferta aúna gastronomía y arte: una de las expresiones artísticas con más arraigo y tradición en Madrid, el flamenco, y una gastronomía reconocida por la Guía Michelín".

EL PRADO

"Más que conceder un premio a los museos del Paseo del Arte, creo que deberíamos reconocer que tenerlos es un premios para Madrid", ha manifestado Ana Botella al referirse al Museo del Prado, el Thyssen y el Reina Sofía. "Nunca insistiremos lo suficiente en el privilegio que supone albergar tres de la mejores pinacotecas del mundo, gracias a las cuales contamos con un Paseo del Arte que alberga una de las mayores concentraciones de obras maestras por metro cuadrado del mundo".

El Museo del Prado es el más visitado de España, con 2,9 millones de visitas en 2011. Tiene en sus fondos más de 4.900 pinturas de las escuelas española, italiana y flamenca. Además, sus exposiciones temporales, como "El último Rafael", con más de 250.000 visitantes este verano, atraen el interés de madrileños y visitantes.

Gracias al proyecto de Rafael Moneo en torno al área de los Jerónimos, el Museo del Prado pudo realizar la ampliación más significativa en sus casi doscientos años. La transformación y modernización de esta pinacoteca ha estado liderada por Miguel Zugaza, su director desde 2002.

REINA SOFÍA

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía ofrece un recorrido por el arte -en todas sus disciplinas- desde finales del siglo XIX hasta la actualidad. Este espacio, además, permite disfrutar de la arquitectura: su ampliación lleva la firma de Jean Nouvel. El año pasado, el Reina Sofía siguió aumentando su número de visitas -un 7%-, gracias a la reorganización de su exposición permanente y a su programa expositivo, dirigido por Manuel Borja-Villel desde 2007.

MUSEO THYSSEN

En 1992 se instaló en el Palacio de Villahermosa la colección Thyssen-Bornemisza, una de las mejores colecciones privadas de pintura, que abarca desde el siglo XIII hasta el XX, con especial atención a las vanguardias. Las obras del impresionismo, postimpresionismo, expresionismo alemán o la escuela norteamericana que se exhiben en este museo -dirigido desde principios de año por Evelio Acevedo- atrajeron en 2011 a más de un millón de personas, un 30% más que en 2010. "Esto se debe -ha explicado Botella-al impulso de exposiciones temporales de gran calidad. Como la última, dedicada a Edward Hopper, que sedujo a más de 300.000 visitantes".