Si dejamos un filete empapado en cocacola toda una noche ¿desaparece al día siguiente?, o si echamos la misma bebida por el fregadero ¿conseguiremos ahorrarnos el fontanero? Son sólo algunos de los mitos que alguna vez hemos escuchado sobre objetos cotidianos o experiencias que "le han pasado a alguien conocido" pero que no tienen ninguna base científica, ni si quiera comprobable.

Aquí tienes varios ejemplos...