Lasquetty ve "muy poco respeto" al Estado de derecho en las protestas ante el Tribunal Superior

El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, cree que la concentración de este jueves ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que empezará a deliberar sobre la externalización, es "un síntoma de muy poco respeto al Estado de derecho" por parte de los sindicatos, movimientos asamblearios y partidos que las convocan.

"Todos tenemos la obligación de respetar el sosiego de las deliberaciones de los tribunales", ha dicho antes de lamentar que "una vez más habrá manifestaciones" frente a la sede del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), cuyo pleno de la Sala de lo Contencioso administrativo se reunirá este jueves y viernes para decidir sobre siete recursos.

Tras apuntar que el Partido Socialista "mandaba correos electrónicos a sus afiliados para que se movilizaran en distintas manifestaciones", ha dicho que el secretario general del PSM, Tomás Gómez, "debería dejar de presionar y de amenazar con movilizaciones y con la calle".

Dejar a los tribunales que decidan es "ser más demócrata", ha dicho Fernández-Lasquetty tras un acto en la consejería al ser preguntado por la concentración convocada a las 9.30 horas de mañana por los colectivos que integran la 'marea blanca' frente al tribunal.

"El Gobierno regional respeta no solo las decisiones judiciales sino también las deliberaciones previas" y acatará y cumplirá lo que dicte el Tribunal Superior madrileño, según Lasquetty quien ha reprochado al PSM y sus colectivos afines que "no se puede actuar como si las decisiones (judiciales) solo fueran admisibles si dan la razón al que vocea en la calle".

Preguntado si su futuro político estaría condicionado a la decisión del Tribunal, Lasquetty ha respondido: "Lo que no soy es vitalicio; mi futuro está condicionado todos los días, todas las horas y todos los minutos (...), aquí no se es vitalicio en los cargos".

La consejería esperará a que el tribunal le notifique las decisiones y, tras "estudiar y leer los autos" dictados por el pleno del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, tomará las medidas que "a la vista del auto, nos diga el tribunal", ha explicado.

Ha calificado de "incomprensible" que los médicos de AFEM anunciaran ayer que prepara nuevos recursos "antes que el Tribunal tome la decisión", y ha apuntado que, ante las acusaciones de que la externalización haría ricas a las empresas, "los que se están haciendo ricos son los bufetes de abogados que cobran cifras muy sustanciosas con estas actuaciones".

A su juicio, la posibilidad de nuevos recursos solo contribuye a "mantener abierta la incertidumbre" sobre todo para el personal de los seis hospitales.

Sobre las recientes denuncias de colapso en urgencias en hospitales del sur, cree que lo que pretenden varios grupos "es agitar las aguas como si existieran situaciones conflictivas". Madrid tiene un sistema de Urgencias "excelente, con una enorme agilidad y coordinación", y aunque la demanda ha crecido en los últimos días, las urgencias "están respondiendo con una enorme profesionalidad y capacidad para atender" a los pacientes, ha concluido tras un acto en la consejería.

GOMEZ DICE QUE NO PRESIONA LOS JUECES, SINO QUE DEFIENDE A LOS MADRILEÑOS

El secretario general del PSM, Tomás Goméz, ha respondido que él no presiona a los jueces que decidirán sobre el concurso para la privatización de seis hospitales públicos de Madrid, sino que defiende a los ciudadanos madrileños.

Gómez ha calificado de "lamentable" y "dramático" que la Comunidad esté intentando dañar de una forma "tan directa y agresiva" el futuro de la sanidad.

Ha indicado que los socialistas están "muy preocupados", porque mañana, a su juicio, se va a decidir el futuro de seis millones de personas.

Según Tomás Gómez, si mañana los tribunales deciden desestimar los recursos que han presentado los médicos, los profesionales sanitarios y los socialistas, dando "luz verde" al concurso, estarán "dando luz verde" al "desmantelamiento" del sistema sanitario público y haciendo un daño grave no solamente a la salud, sino a la seguridad y calidad de vida de los madrileños.

"Espero y deseo con todas mis fuerzas que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid tome la mejor decisión para la gente, y la mejor decisión es que los recursos vuelvan cada uno a la instancia judicial que le corresponde", ha agregado.

Pese a ello, el PSM ha presentado un escrito en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en el que pide la suspensión, por defecto procesal, de la reunión de los 50 magistrados del pleno de la sala del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que a partir de este jueves resolverá los siete recursos contra la privatización de la gestión de seis hospitales. El PSM alega en el escrito, que no se ha comunicado a ninguna de las partes la composición del pleno, ni el orden del día del mismo.

EL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MADRID DEBE RESOLVER LOS RECURSOS CONTRA LA PRIVATIZACIÓN EN LA GESTIÓN HOSPITALARIA

Unos 50 magistrados del pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) resolverán este jueves y viernes los siete recursos contra la privatización de la gestión de seis hospitales públicos de Madrid presentados en este tribunal.

Las asociaciones sanitarias que componen la 'Marea Blanca' han convocado para este jueves y viernes concentraciones en contra de la externalización sanitaria, protesta que se producirá al tiempo que los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Madrid deliberan sobre los recursos presentados en el proceso judicial.

Entre los recursos contra la externalización figuran los registrados por el PSM y los sindicatos CCOO, Amyts y AFEM, el colectivo médico al que en el pasado mes de septiembre un tribunal ordinario primero y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid después concedieron la suspensión cautelar del concurso.

De los siete, tres fueron presentados por la Comunidad de Madrid, uno de los cuales se trata del auto del juzgado ordinario que suspendió el concurso en septiembre.

Los siete recursos giran alrededor de la resolución de abril de la Consejería de Sanidad que hizo pública la convocatoria para la licitación del contrato de servicios de la atención especializada de los hospitales Infanta Sofía, Infanta Leonor, Infanta Cristina, del Henares, del Sureste y del Tajo.

Esta medida de la Comunidad de Madrid, elemento central del plan sanitario presentado por el Ejecutivo regional en noviembre de 2012, fue rechazada por sindicatos, partidos y agente sociales y muy contestada en manifestaciones y 22 jornadas de huelga, que causaron la suspensión de 8.000 cirugías y 76.000 consultas.

El magistrado Miguel Ángel Vegas Valiente presidirá el pleno de la sala que deliberará a puerta cerrada sobre los distintos recursos que buscan impugnar el concurso, en sustitución del magistrado Gerardo Martínez Tristán, que cesó en la presidencia al pasar a la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Vegas Valiente encabezará un plenario de cincuenta magistrados que en octubre decidió convocar Martínez Tristán para unificar criterio al existir en diferentes secciones recursos contra el concurso y para evitar resoluciones contradictorias.

Esta decisión de Martínez Tristán motivó que el PSM recusase al juez por considerar que tiene un relación "demasiado directa" con el PP al estar casado con una consejera del Gobierno de Castilla-La Mancha y por haber sido "impulsado" por este partido para formar parte del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El pasado 10 de diciembre, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestimó la recusación tras manifestar que el recurso del PSM se originó en "un recelo sustentado en presunciones y cábalas" y al entender que no existen motivos para sospechar de su parcialidad.

El proceso de adjudicación de los hospitales fue suspendido por primera vez y de forma cautelar por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid en junio del pasado año, cuando todavía no se había resuelto la adjudicación y a instancias de un recurso del PSM.

No obstante, la paralización se levantó días después al considerar el tribunal que este partido no tenía legitimación para presentarlo al no ser un afectado directo.

Al mes siguiente, la Consejería de Sanidad concluyó la adjudicación al grupo puertorriqueño HIMA San Pablo de la gestión de tres hospitales -Infanta Sofía, Infanta Cristina y el del Tajo-, a la unión temporal de empresas (UTE) encabezada por Sanitas el Hospital del Henares, y al grupo Ribera Salud el Hospital del Sureste y el Infanta Leonor.

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha pedido "coherencia y sensatez" a los jueces que resolverán sobre los recursos y ha afirmado que de la resolución sobre estos depende "el futuro de seis millones de personas".

"Respetaremos sea cual sea esa decisión y la cumpliremos en el sentido que corresponda", ha señalado el portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, que ha acusado a Gómez de ocupar las pasadas semanas "amenazando y coaccionando a los magistrados".