Lasquetty: "La externalización sigue siendo el principal escollo"

El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha dicho hoy, tras reunirse con el Comité Profesional de médicos, que "la externalización sigue siendo el principal escollo" y ha pedido alternativas, que si son "concretas y cuantificables, se podrían encajar dentro del Presupuesto" de 2013.

Según el consejero, son "muy pocos" los asuntos de discrepancia, porque "la mayor parte de los puntos del plan del Gobierno no son mal vistos y hay algunos, en particular la externalización, donde sí se mantiene la discrepancia y sobre esto se les ha pedido una alternativa concreta, viable, posible" para que la hagan llegar a la mayor brevedad.

Si éstas alternativas de los sindicatos son "consistentes y suficientes", Lasquetty no tiene "ningún inconveniente en adoptarlas como propias", y ha aclarado que mientras, "no queda en suspenso el Plan de sostenibilidad".

Por su parte, el coordinador de la Plataforma de Jefes de Servicio de los hospitales públicos, Jesús Frías, ha centrado en dos puntos las discrepancias: la retirada de la externalización y la paralización de los despidos de los eventuales que finalizan su contrato el 31 de diciembre, mientras se discuten las alternativas.

Según ha manifestado Frías, las partes no han llegado a ningún acuerdo, ni se ha fijado ninguna nueva fecha de reunión, a pesar de lo cual ha dicho que el encuentro ha sido "cordial", se han aproximado "muchos puntos de vista" y los médicos han ofrecido su colaboración para encontrar puntos dónde ahorrar.

"Hemos planteado claramente que necesitaríamos tener el convencimiento de que se va a paralizar la externalización de los hospitales, a lo que consejero ha contestado que están dispuestos si se les entregan datos suficientes que garanticen el ahorro, y nosotros hemos pedido que nos faciliten datos del Presupuesto consolidado de 2011", ha señalado Frías.

Ha informado además de que Lasquetty les ha explicado "que los Presupuestos habilitan capítulos de gastos y, si le entregamos un plan de ahorro éste se incorporará" a las cuentas de la Comunidad del año próximo.

Según Frías, el consejero de Sanidad "no está dispuesto por el momento a retirar la externalización", pero los médicos lo piden como "signo de buena voluntad por su parte".

A los profesionales les "preocupa tanto los Presupuestos como la Ley de medidas que se va a publicar el día 17, que es realmente donde se habla de externalización", ha indicado Frías.

Ha señalado que las partes están "todavía alejadas" porque ellos "no pueden ceder" en la externalización por ser "imposible de aceptar".

Por su parte, el presidente de AFEM, Pedro González, ha dicho que han "ofrecido directamente empezar esta misma tarde las Mesas Técnicas" entre médicos y técnicos de la Consejería y que están esperando una respuesta que, "si fuera positiva, sería mucho más fácil", y ha insistido en que les faciliten "datos de la cantidad real gastada, no presupuestada, en 2011".

"No salimos con la idea de que hemos conseguido lo que queríamos", han señalado los portavoces del Comité, porque la Consejería "no acepta el planteamiento de no suspender la contratación de eventuales" ni de retirar la externalización.

Para Fernández-Lasquetty, el propósito del Gobierno regional "siempre ha sido mantener el diálogo con los profesionales" y, al año que viene, lograr, con el presupuesto que hay disponible, que la Sanidad madrileña pueda cumplir con su función y siga siendo gratuita y universal.

PROPUESTA SINDICAL

La Consejería de Sanidad ha recibido este lunes la propuesta alternativa de ahorro al Plan de Sostenibilidad de los sindicatos presentes en la Mesa Sectorial (SATSE, CC.OO., CSIT-UP, UGT, AMYTS y USAE), además de CSIF, que ronda los 510 millones de ajuste, es decir, 23 millones menos que el ajuste de gasto que planea el departamento que dirige Javier Fernández-Lasquetty para 2013.

Entre otras medidas, los sindicatos del sector de la sanidad han propuesto a la Comunidad de Madrid que acuda al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) o busque "otras formas de financiación" para sostener la sanidad pública dentro sus propuestas alternativas al plan de sostenibilidad presentado por el Gobierno regional.

Al respecto, han remarcado que el Gobierno regional no debe "empecinarse" en su negativa a acudir a este fondo para 2013 y acogerse a una medida que ofrece el Estado para obtener mayor liquidez y lograr mitigar, con ello, el ajuste presupuestario en la parcela sanitaria, y han mantenido la exigencia de no privatizar los seis hospitales cuya gestión la Consejería de Sanidad prevé externalizar en 2013

Por otro lado, el documento recoge el rechazo al cambio de modelo de gestión del Hospital Carlos III en un centro de media y larga estancia al apreciar que, esa propuesta, es resultado de una "improvisación" e "imprevisión" de la Consejería de Sanidad.

RETIRADA DEL EURO POR RECETA Y SUSPENSION DEL HOSPITAL DE VILLALBA

Además, reclaman la retirada del pago de un euro por receta al considerarla una tasa "injusta" que tiene un "claro componente recaudatorio" y suponer un "copago a la prestación sanitaria".

También manifiestan su oposición a la "supresión de la lavandería centralizada" puesto que esta instalación ha demostrado "su valía y competitividad" a lo largo de muchos años, así como la integración del Instituto Cardiológico al Clínico.

Respecto al hospital de Collado Villalba, los sindicatos proponen la suspensión indefinida "en tanto no se resuelvan las actuales dificultades presupuestarias". "Igualmente consideramos imprescindible la renegociación de sus cláusulas de apertura y gestión, de modo que quede bajo control público", añaden

Las seis organizaciones con representación en la mesa sectorial de Sanidad, más CSIF, han incluido dentro de su contrapropuesta la necesidad de "asumir que la Comunidad de Madrid debe acudir al fondo de rescate autonómico" para obtener recursos, o "en su defecto buscar otras formas de financiación",.

El grueso del documento propuesto por los sindicatos en el encuentro que han mantenido con la Dirección General de Recursos Humanos apunta a un ahorro del 18 por ciento en el presupuesto de Atención Primaria para reducir 126,4 millones de euros (que incluiría además la anulación de la externalización de 27 centros) y la retirada de los planes de externalización para ahorrar 136,2 millones de euros, al entender que el ratio de coste per cápita es inferior con una gestión pública respecto al cambio que había planteado el Gobierno regional.

Aparte de ello, se plantea una serie de propuestas para ahorrar 62 millones de euros en la reducción del gasto medio por receta y en aplicar unos criterios aplicados por los profesionales para la compra de productos y materiales de la sanidad.

En este sentido, el director general de Recursos Humanos de la Consejería, Armando Resino, ha explicado que el documento de 15 páginas de los sindicatos requiere aclaraciones en los dos puntos fundamentales planteados, la reducción de Atención Primaria y el ahorro derivado de la no externalización de los centros sanitarios, porque están "cuantificadas pero no debidamente desarrolladas".

GONZALEZ: LA PROPUESTA SINDICAL NO TIENE NADA QUE VER CON LOS PRESUPUESTOS

Por su parte, El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha afirmado este lunes que están dispuestos a escuchar a los profesionales sanitarios que presenten sus propuestas alternativas al Plan de Sostenibilidad del sistema sanitario, pero ha explicado que quieren medidas "concretas, cuantificables y realizables en el año" y si no, aplicarán su plan de ahorro sanitario

"Si hay medidas concretas las aplicaremos. Si no hay medidas concretas tendremos que llevar adelante las que nosotros hemos propuesto porque necesitamos reducir ese gasto público pero me gustaría que hubiera medidas concretas que llegásemos a un acuerdo y que hiciéramos el sistema sostenible entre todos", ha afirmado González preguntado por las expectativas que tiene la Comunidad en relación a la reunión que están manteniendo este lunes con los profesionales sanitarios sobre el futuro del sistema público de salud.

En una visita a Mensajeros de la Paz, González ha insistido en que si los profesionales proponen "medidas concretas, cuantificables y realizables en el año y que, por tanto, produzcan ese ahorro efectivo" están dispuestos a incorporarlas. Eso sí, "medidas concretas sin condicionantes previas".

Preguntado por si hay tiempo para que los profesionales sanitarios presenten ese plan alternativo para evitar la externalización de una gran parte de la sanidad madrileña, el presidente ha dicho que no sabe si hay o no hay tiempo, pero ha señalado que los presupuestos "no tienen nada que ver" con este plan.

"Ni vamos privatizar, ni vamos a vender, ni a cobrar por ningún servicio sanitario. Eso es mentira. Lo hacen de manera reiterada para asustar y jugar con la salud de los ciudadanos, lo cual es impresentable e inadmisible", ha remarcado.

Además, ha indicado que hay algo más de 8.000 médicos del sistema público de salud que trabajan también en la sanidad privada y no puede entender que estos profesionales cuando acuden a la sanidad pública" anteponen la salud del enfermo" y cuando por la tarde acuden a sus consultas privadas, "anteponen la salud de la empresa".

"No me lo creo", ha aseverado el presidente regional quien también ha asegurado que considera que los médicos "siempre anteponen la salud del paciente".

En el lado de los usuarios, ha explicado que el 30 por ciento de los ciudadanos madrileños tienen un seguro privado y no puede creer que ese 30 por ciento "piense que se esté especulando con su salud cuando van a la privada".

GOMEZ PIDE LA RETIRADA DE LOS PRESUPUESTOS Y QUE SE NEGOCIE

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha afirmado este lunes que lo primero que tiene que hacer el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, si tiene intención de negociar con la comunidad sanitaria sobre el proceso de reestructuración de la sanidad pública madrileña, es retirar los presupuestos regionales para 2013, que previsiblemente se aprobarán este jueves en la Asamblea de Madrid, tras dos jornadas de debate.

Así lo ha manifestado en una rueda de prensa tras reunirse con los miembros de la Comisión de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, donde ha advertido de que el PP va a intentar aprobar con carácter definitivo "unos presupuestos y un desmantelamiento y una privatización de la sanidad pública de Madrid que ha levantado a toda la sociedad madrileña y a toda la comunidad sanitaria".

En este sentido, Gómez ha dicho que los socialistas madrileños están "muy preocupados" de cara a la votación sobre los presupuestos, y ha exigido a González la "retirada" de los mismos y "que deseche la idea de vender la sanidad pública para que hagan negocio empresas privadas" y "que algunos se enriquezcan con la enfermedad de los madrileños".