La línea L-2 de Alcorcón incorpora un autobús eléctrico

La línea L-2 de Alcorcón incorpora un autobús eléctrico
Autobús eléctrico de la línea L-2 de Alcorcón |CONSORCIO REGIONAL DE TRANSPORTES

La Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid ha comenzado esta semana la prueba de un nuevo autobús cien por cien eléctrico en una de las líneas urbanas de Alcorcón, una iniciativa que se enmarca en la apuesta del Consorcio Regional de Transportes por la innovación tecnológica.

En concreto, el nuevo vehículo se está probando desde este lunes en la Línea 2, una de las líneas regulares que recorre el municipio y que opera Arriva Madrid con mayor número de pasajeros, más de 4.000 usuarios diarios, lo que supone más de 2 millones de viajeros al año.

El nuevo autobús eléctrico cuenta con 86 plazas, es accesible, con dos espacios reservados para usuarios de sillas de ruedas, y ha sido adaptado específicamente a las condiciones climatológicas de nuestro país.

La prueba, que se desarrollará durante las próximas semanas, tiene como objetivo comprobar cómo se desenvuelve el vehículo en el funcionamiento ordinario de una línea urbana.

Con los resultados de las pruebas de este nuevo vehículo, se estudiará su incorporación a la flota de autobuses urbanos e interurbanos del Consorcio, cumpliendo así con el objetivo de que los autobuses de transporte público utilicen cada vez más combustibles sostenibles medioambientalmente.

"Nuestro compromiso es que las flotas de transporte público sean cada vez más sostenibles. Por eso, el Consorcio impulsa la renovación de los autobuses a otros impulsados por combustibles alternativos, como gas natural e híbridos eléctricos", ha insistido el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido.

En esta línea, y también en la de "apostar por la innovación para mejorar la calidad del servicio de transporte público", Garrido ha explicado que han querido probar esta tecnología, que tiene "cero emisiones y es, además, silenciosa", en el recorrido de la L-2 urbana en Alcorcón.

En la actualidad, la flota del Consorcio Regional de Transportes, que está compuesta por 2.063 autobuses, cuenta con un 27,8% de vehículos impulsados por combustibles alternativos, como gas natural e híbridos eléctricos.