Un Juzgado anula el cambio de nombre de la calle "Caídos de la División Azul"

Calle de Caidos de la División Azul de Madrid
Calle de Caidos de la División Azul de Madrid |Telemadrid

El Juzgado Contencioso-administrativo número 8 de Madrid ha anulado el cambio de nombre de la calle "Caídos de la División Azul" al entender que su modificación por parte del Ayuntamiento de Madrid, en cumplimiento de la ley de memoria histórica, no se ajusta a derecho. La sentencia, fechada el pasado 6 de abril de 2018, argumenta que la División Azul se formó en 1941, dos años después de finalizar la Guerra Civil y que por tanto "no entra" en "el periodo de exaltación de la sublevación militar (1936), ni de la guerra civil", que es al que se refiere la normativa vigente.

El juzgado madrileño da así la razón a José Luis Marín, que interpuso el recurso en representación del Colectivo de Familiares Caídos en Rusia.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, rechaza que "Caídos de la División Azul" sea parte de la ley de memoria histórica porque aunque se creó en el periodo de la dictadura "su actuación se desarrolla fuera de nuestras fronteras, y no fueron de exaltación a la dictadura".

La jueza Ana Monreal niega así que, como argumenta el Ayuntamiento, que dicha calle suponga "una exaltación colectiva que contribuyó manifiestamente al mantenimiento y adhesión de la Dictadura, resultando que los caídos de la División Azul estuvieron singularmente vinculados a régimen franquista de manera activa y significativa".

Para la magistrada, los caídos de la División Azul "no realizaron acciones o conductas exaltando la rebelión militar, ni la guerra civil, ni participaron en la represión de la guerra civil, ni mucho menos fueron instrumento o soporte de sostenimiento del sistema dictatorial implantado por Franco".

Así, en caso de querer suprimir esta calle, el Consistorio madrileño debería hacerlo a través de la ordenanza reguladora de la denominación y rotulación de espacios urbanos y no en aplicación de la memoria histórica, indica la sentencia.

El juzgado da así la razón al Colectivo de Familiares de Caídos en Rusia, que argumentaban que la División Azul nació con la "única y exclusiva razón" de "combatir el comunismo".

EL AYUNTAMIENTO RECURRIRÁ

Contra este fallo cabe recurso de apelación en un plazo de quince días a partir de la notificación de la sentencia.

El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado que recurrirá la decisión judicial al entender que mantener ese nombre es "incompatible con los valores ciudadanos y democráticos que debe reflejar el callejero de Madrid del siglo XXI".

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ya ha dicho hoy a los periodistas que aunque no conocía la resolución había posibilidad de recurrirla para "ver que efectivamente se consigue el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica".

En declaraciones a Efe el presidente del Colectivo de Familiares de Caídos en Rusia, José Luis Marín, ha asegurado que la sentencia es "demoledora" y ha pedido la dimisión de Paca Sauquillo, la presidenta del comisionado de memoria histórica que propuso el listado de calles, y de todos los miembros de este órgano por "ignorantes y sectarios".

El pasado 27 de marzo tres miembros del comisionado, incluida la propia Paca Sauquillo, tuvieron que declarar ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 23 de Madrid por la denuncia de la Fundación Francisco Franco contra el cambio de nombre de 52 calles de la capital, cuya aplicación se ha suspendido de forma cautelar.

También han sido recurridas individualmente la retirada de las calles General Millán Astray, paseo de Muñoz de Grandes, Crucero Baleares y General Asensio Cabanillas.