La Junta Electoral obliga a Getafe a retirar información de su web municipal

El Ayuntamiento de Getafe ha sido, según ha asegurado el Partido Popular de la localidad, sancionado "por la Junta Electoral de Zona de Madrid por vulnerar la ley al utilizar recursos públicos para enviar información interesada que anunciaba inauguración de obras".

Fuentes del Ejecutivo getafense han restado importancia a la situación y han explicado que "no hay sanción" alguna por el envío de estas informaciones, y que la Junta Electoral solo ha obligado al Equipo de gobierno socialista a retirarlas de la web institucional del Ayuntamiento.

Para el PP, el gobierno local ha contravenido el artículo 50 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) en el que se establece que "queda prohibido realizar cualquier acto de inauguración de obras o servicios públicos o proyectos de estos", desde la convocatoria de las elecciones hasta su celebración.

En ese sentido, el Consistorio habría incumplido la norma al mandar información sobre la apertura de tres áreas caninas en los barrios de El Bercial, Perales del Río y Sector 3, sobre las obras de remodelación del gimnasio y los vestuarios del colegio Ciudad de Getafe y por el anuncio del acondicionamiento del Parque Lineal del Manzanares.

Unas comunicaciones que el Partido Popular ha valorado como "sesgada, incompleta y partidista" en el caso de las zonas caninas, puesto que dichas instalaciones "fueron proyectadas y aprobadas por el Gobierno del PP en la anterior Legislatura".

Según ha comunicado el PP, la resolución del órgano de administración electoral ha recriminado a la alcaldesa, Sara Hernández (PSOE) no ser "consciente de su deber de neutralidad", al acompañar las comunicaciones con "menciones escritas" e imágenes de la regidora.

Además, añade el principal grupo de la oposición, la Junta Electoral ha exigido tanto a la alcaldesa como a la concejala de Cultura y Mantenimiento, Raquel Alcázar, que "se abstengan de repetir dichos comportamientos en lo que dure la campaña electoral" previa a los comicios generales del próximo 20 de diciembre.

A raíz de esta situación, los populares han cargado duramente contra la alcaldesa, sobre la que han manifestado que "se caracteriza por su sectarismo y por la mala relación con la inmensa mayoría de los vecinos", y la han acusado de una gestión "inexistente" que obliga a su equipo a "saltarse todas las normas para intentar sacar un beneficio personal y político".