El Johnny' cierra sus puertas y deja huerfana la cultura madrileña

El Colegio Mayor San Juan Evangelista, más conocido como El Johnny, cierra sus puertas tras 50 años de actividad. Unicaja, la empresa concesionaria lo deja a pesar de tener permiso para regentarlo hasta el 2038. Este cierre supone un golpe no para los 200 estudiantes que se han quedado en la calle y también para la cultura madrileña porque el Johnny ha sido durante muchos años un referente del flamenco y el jazz.

'El Johnny' carece de licencia de actividad desde el año 2003 y presenta deficiencias que deben ser subsanadas mediante reformas y cuyo importe superarían los seis millones de euros, según sostiene la Fundación San Juan Evangelista integrada por antiguos colegiales del centro.

En este sentido, la Fundación responsabiliza a Unicaja de la situación y ha recopilado documentación sobre expedientes levantados por el área de Urbanismo y la Junta Municipal de Moncloa-Aravaca que demuestran que el edificio no superó la Inspección Técnica de Edificación (ITE) en 2001 y 2011. En este sentido, han recogido cinco expedientes desde esa fecha (algunos abiertos aún) donde se requería la subsanación de la situación para obtener la licencia de actividad y que llevó incluso a la convocatoria de un trámite de audiencia previo para el cese definitivo de actividad en abril de este año.

La Fundación ha recopilado esta documentación a raíz de que Unicaja haya cerrado el colegio tras comunicar su renuncia a la concesión de esta instalación tras 50 años al frente y en respuesta a la postura de la entidad que señalaba que dejaba el "inmueble" en "plenas condiciones".

Concretamente, asegura que la carencia de licencia de actividad se prolonga desde 2003 y que la ITE de 2011 constató que "mal estado de la edificación", con menciones a deficiencias en fachadas, exteriores y medianeras, así como el estado de conservación de cubiertas y azoteas.

Otro expediente, según la Fundación, reclama a Unicaja que acometa obras de retirada de placas de amianto existentes en el cuerpo de fachada destinadas a habitaciones y otras mejoras. En este caso, el expediente está archivado aunque el colectivo de antiguos colegiales detalla que persisten otras deficiencias como amianto en el salón de actos.

"MUY DIFICIL" QUE 'EL JOHNNY' REABRA EN SEPTIEMBRE

Con este contexto, el presidente de la Fundación ha reconocido que con la actitud de Unicaja y la necesidad de acometer obras, es "muy difícil" que 'El Johnny' pueda reabrir en septiembre con la consiguiente licencia de actividad. "Es su obligación", ha incidido a continuación para acusar a la entidad de no haber actuado en este tiempo para regularizar la situación administrativa del inmueble.

El colegio, con capacidad para alojar a 400 personas, contaba con cerca de 200 colegiales. Muchos de ellos, han optado por buscar pisos compartidos ante el "silencio" de Unicaja sobre el futuro del centro. Caerols también ha detallado que "como solución de emergencia" para colegiales que no encuentren alojamiento se intentaría ver la posibilidad de reubicarlos en uno de los colegios mayores que gestiona directamente la universidad.

Tanto el presidente como el vicepresidente aseveran que la Fundación está dispuesta a tratar de encontrar una "solución" que mantenga el legado cultural y el compromiso social que definen a 'El Johnny'.

Por ello y en caso de que se constatara que Unicaja no es la concesionaria y se abriera un nuevo proceso, estarían a asumir la gestión sumando a diversas organizaciones sin ánimo de lucro y buscar financiación para acometer las reformas que faltan. Con ello, creen que en el tiempo de un año podría volverse a reabrir 'El Johmmy'.