Izquierdo, "animado a seguir trabajando" a pesar de su previsible reprobación

El Consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, ha afirmado que la reprobación que mañana se debatirá en el pleno de la Asamblea le "anima a seguir trabajando con más intensidad", porque "esto demuestra" que lo están "haciendo bien". Todos los grupos de la oposición votarán mañana, en la Asamblea, a favor de la reprobación de Carlos Izquierdo, el consejero de Políticas Sociales. Le acusan de mala gestión y critican en un pleno monográfico sobre infancia distinguiera entre un niño pobre y otro normal. El consejero, en declaraciones al programa "Buenos días" de Telemadrid, ha asegurado que se trató de una frase fuera de contexto.

Izquierdo ha avanzado que no dimitirá aunque sea mañana reprobado, sino todo lo contrario: "Tenemos que seguir mejorando la calidad de vida de las familias. Hemos conseguido que muchas familias que lo estaban pasando mal puedan seguir adelante".

Tras la presentación de tres guías sobre el buen uso de las pantallas y los videojuegos y el ciberacoso, el consejero ha afirmado que esta reprobación es "una estrategia política a un año de las elecciones" y que Podemos, Ciudadanos y PSOE-M "quieren hacer ver que las políticas sociales de la Comunidad de Madrid no funcionan, cuando es todo lo contrario".

"Nuestro modelo se basa en la creación de empleo, y en conseguir más recursos para los que más lo necesitan, frente al modelo de los tres partidos de la izquierda, que lo que buscan es precisamente lo contrario, basarse en la ayuda pública sin construir un modelo detrás que lo único que genera es más destrucción, más paro y mucha más pobreza", ha afirmado.

Izquierdo ha aseverado que nadie ha apostado tanto por los aspectos sociales como el Gobierno de Cifuentes. "La izquierda se creía que tenía ese espacio y era de ellos, pero es falso, y se lo estamos demostrado", ha agregado.

"Tenemos que seguir trabajando, porque lo que queremos es que existan igualdad de oportunidades para el hombre y la mujer, para los niños que tengan oportunidades de futuro. Y eso es lo que cuestiona la izquierda", ha concluido.