La romería de San Isidro recorre Madrid desde Cascorro hasta la Casa de Campo

romeria.mp4

Empiezan las fiestas de San Isidro en Madrid. Y aunque su epicentro está en la Pradera, una romería de la Hermandad del Rocío se han trasladado por toda la capital durante toda la mañana recorriendo las calles de Madrid desde Cascorro hasta la Casa de Campo.

La romería ha realizado una parada en el Parque Atenas y allí Sofía y Azabache han dado un pequeño espectacullo ecuestre.

MOVIDOS POR EL "ORGULLO DE SER DE MADRID"

Una decena de asociaciones "madrileñistas" trata de recuperar y mantener, sin apenas ayudas, el casticismo de los chulapos y las majas, movidos por el "orgullo de ser de Madrid" y el afán de que "no se pierdan las tradiciones" como el chotis, el pasodoble o las verbenas.

En las fiestas de San Isidro estos castizos militantes se sienten "en su salsa" y desfilan con sus mejores galas por Las Vistillas, la Pradera, Cascorro, Lavapiés o la plaza Mayor, "luciendo estirados", como se supone que andan los chulapos, por las calles de la ciudad.

"El madrileño en general tiene una forma de ser muy particular, muy dada a la fiesta, alegre, con una socarronería y una ironía muy especial que lo caracterizan", según el vicepresidente de la agrupación Los Castizos, José Campos.

"El chulapo tiene un poco de altanería, un tono algo chulesco en la forma de hablar, como si estuviera por encima, mientras que la maja, con su traje ajustado, va provocando, con su escote y su ceñido cuerpo", ha explicado José Luis Sánchez, presidente de la Federación de Grupos Tradicionales de Madrid.

Esta federación agrupa a Los Chisperos de Arganzuela, De Madriz al Cielo, Los Castizos, Los Chulapos de Puente de Vallecas, El Orgullo de Madrid, Agrupación Castiza Villa de Vallecas, la Asociación de Madrid a Móstoles, la Castiza de Alcobendas y San Sebastián, el Grupo Folclórico Calderón de la Barca (Barajas) o la Federación de Castellanos Goyescos de Navalcarnero.

Sin ánimo de lucro, antes recibían "ayudas insignificantes, algún donativo para los gastos de transporte, de licencia", pero después de la crisis "ninguna subvención, nada", y "las pasan canutas" para afrontar el alquiler de los locales donde se reúnen y ensayan los bailes y números de zarzuela, han coincidido en señalar.

La agrupación Los Castizos, con 150 socios, nació en 1984 cuando "el propio alcalde Tierno Galván les animó a registrarse legalmente" y, tres años después, fue declarada de utilidad pública, recuerda Campos.

Con sede en el barrio de Lavapiés, tiene como primer punto de su estatuto "mantener, fomentar y recuperar las costumbres y tradiciones madrileñas, así como conservar y dar a conocer el patrimonio artístico y cultural de Madrid".

Los Castizos ha contribuido a recuperar la romería a la antigua ermita de San Blas, en el actual emplazamiento del Observatorio Astronómico del Retiro y destruida por los franceses, así como la romería de San Eugenio de El Pardo y la fiesta de Los Mayos de Madrid, en las que participa activamente.

Pero su punto fuerte son las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y la Virgen de la Paloma, en la primera quincena de agosto, con procesiones multitudinarias, y durante las cuales la Junta del Distrito de Centro les permite montar chiringuitos para financiarse.

"Nuestra actividad es barata", señala Campos, para quien los alcaldes que más les apoyaron fueron Tierno Galván, Juan Barranco y Álvarez del Manzano, y "el que menos Ruiz-Gallardón, se ve que no le gustaba el casticismo".

Campos se muestra "esperanzado" respecto a la alcaldesa Ana Botella, porque en "su primera programación de San Isidro ha incluido más chotis, pasodobles y muchísimo más casticismo" que su antecesor, Alberto Ruiz-Gallardón.

Tanto Campos como Sánchez admiten que la edad media de los miembros de las asociaciones es de entre 40 y 60 años, pero mientras haya "madrileños de pro" no dejarán morir las tradiciones de la ciudad.

Los grupos de la Federación tendrán su día grande este domingo, cuando desfilarán en un pasacalles que partirá a las cinco de la tarde de Sol, pasando por Arenal y Bailén para finalizar en Las Vistillas, donde harán actuaciones.