Intalaron un invernadero de marihuana en un local de Arroyomolinos que habían usurpado

arroyomolinos_policia300
arroyomolinos_policia300 |Archivo

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Area de Investigación de Arroyomolinos, en el marco de la 'Operación Cabezatoro', han detenido a tres personas acusadas de usurpar una nave situada en la localidad, instalar en ella un invernadero de marihuana y de cometer un delito de defraudación de fluido eléctrico.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, la investigación comenzó el 14 de marzo, cuando el comercial de la citada nave interpuso una denuncia en el Cuartel de la Guardia Civil de Arroyomolinos, manifestando que en una de las naves que él gestiona, que actualmente se encontraba sin actividad comercial, había encontrado objetos y vehículos que no pertenecen ni a su empresa ni a la empresa propietaria.

Ante esta situación, se estableció un servicio de vigilancia discreta en torno a la nave desde esa misma tarde. Los agentes observaron que, aproximadamente sobre las 21.30 horas, estacionó un vehículo en las inmediaciones, del que se bajaron dos personas que tras intentar abrir la puerta de la nave sin éxito, abandonaron el lugar.

Posteriormente, el día 18 de marzo a primera hora de la tarde los agentes observaron a otra persona, distinta de las anteriores, que llegaba al lugar de los hechos y se introducía dentro de la nave.

Por ello, los agentes entraron dentro y encontraron al varón que estaba reparando un vehículo. Asimismo, hicieron una inspección ocular de la zona y hallaron en un invernadero una plantación 62 plantas de marihuana en fase inicial de germinación y diverso material de mantenimiento y conservación de este tipo de cultivos, tales como bombillas de luz, fluorescentes y calefactores, por lo que procedieron a la detención del mismo.

Dentro de la nave se encontraba otro vehículo que resultó ser de uno de los dos varones que estuvieron en la nave el día 14, por lo que a última hora de la tarde se detuvo también a estas dos personas.

Los detenidos son tres varones con edades comprendidas entre los 23 y los 49 años de edad, de origen búlgaro y vecinos de Parla. A los mismos se les imputan delitos de usurpación de inmueble, defraudación de fluido eléctrico y un delito contra la salud pública.