La Infanta Elena ha recorrido acompañada de Esperanza Aguirre, la escuela de educación especial que lleva su nombre

El Colegio Público de Educación Especial Infanta Elena, ubicado en el distrito de Ciudad Lineal, ha celebrado este jueves su 25 aniversario con la visita a sus instalaciones de la Infanta Elena, de la presidenta de la Comunidad de Madrid en funciones, Esperanza Aguirre, de la delegada del Gobierno en Madrid, Dolores Carrión y de la consejera de Educación en funciones, Lucía Figar.

Este centro, fundado en 1986, es uno de los 23 públicos de Educación Especial existentes en la región y tiene 63 alumnos de entre 3 hasta 21 años con algún tipo de disfunción física o psíquica.

Ahí reciben formación a través de tres etapas: una primera de Educación Infantil, otra de Enseñanza Básica Obligatoria (EBO) y una última llamada de Transición a la Vida Adulta, para alumnos de entre 19 y 21 años.

El equipo que se encarga de los jóvenes está formado por personal docente y no docente, entre los que también se encuentran cuatro fisioterapeutas y trece técnicos educativos. Todos ellos están especializados en pedagogía terapéutica.

Durante la visita, la Infanta ha conocido buena parte de las instalaciones del centro y ha podido hablar con profesores y alumnos sobre el día a día en el Colegio. Concretamente, ha visitado un Aula de Transición a la Vida Adulta, otra de Educación Básica Obligatoria, otra de Educación Infantil, el Aula de Estimulación, así como el gimnasio de fisioterapia.

Posteriormente, se han dirigido a otro gimnasio en el que han podido asistir a una representación teatral realizada por alumnos del centro sobre un pez 'arcoiris' al que los niños daban de lado porque era diferente. En ese momento, ha estado acompañada por cerca de un centenar de familiares e invitados que también querían celebrar los 25 años del colegio 'Infanta Sofía'.

Finalmente y como colofón, la Infanta ha descubierto una placa conmemorativa sobre el cuarto de siglo del centro. Mientras tanto, los familiares e invitados se han quedado degustando un aperitivo.