Impagos y deudas récord, legado de los alcaldes del PSOE al PP

alcorcon_2011620V0.wmv

Los nuevos alcaldes delsur de la CAM empiezan a tomar conciencia de la situación de los consistorios. Correos ha roto el contrato que tenía con el ayuntamiento de Alcorcón, y le ha dicho al nuevo equipo que a partir de ahora, si quiere utilizar sus servicios, tendrá que pagar en efectivo, como cualquier otro usuario. Correos, además, anuncia que va a iniciar los trámites precisos por vía judicial para que se le abone este dinero.

La deuda, de 121.700 euros, con Correos que se ha encontrado el nuevo equipo de gobierno del alcalde David Pérez es sólo una de las muchas sorpresas en forma de impagados heredados del anterior alcalde, el socialista Enrique Cascallana.

A 31 de mayo de 2010, el alcanze de la deuda acumulada por el Consistorio era de 88,5 millones de euros, en facturas pendientes de abonar a los proveedores. Así lo acreditaba el informe del interventor municipal.

Entre los afectados, la adjudicataria de la Casa de Acogida, que tuvo que cerrar en mayo de 2010 por el impago de 469.404 euros. Otro de los afectados es el proveedor de material para la Policía Local. También se ha sabido que se suspendió el servicio de videovigilancia en los colegios.

Ante esta situación, el alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha anunciado este viernes que reducirá el número de direcciones generales existentes en el Consistorio de 17 a 9, lo que permitirá ahorrar unos 500.000 euros anuales que se destinarán a otros fines.

Pérez, que ha comparecido en rueda de prensa para presentar el nuevo equipo de Gobierno que gestionará la ciudad durante los próximos cuatro años, ha indicado que "se pueden prestar perfectamente los mismos servicios" con menos directores generales, con el consiguiente ahorro económico en salarios que supondrá, según ha detallado, que el Ayuntamiento deje de gastar unos dos millones de euros a lo largo de la legislatura en este concepto.

El regidor ha matizado que la situación económica que ha encontrado el PP al llegar al Gobierno es "peor" de lo que creían, lo que obligará al Ejecutivo a "replantear estrategias" ya que existe un problema de liquidez que supone que "no se puedan afrontar pagos a corto plazo", algo que en su opinión "no se debería tolerar a ningún gestor".

"Ahora con una perspectiva mayor, se ha redoblado nuestra preocupación y se ha triplicado nuestra indignación", ha indicado en relación a la situación de tesorería del Consistorio, fruto según ha indicado de la no aplicación "de esa ecuación que dice que no se puede gastar más de lo que se ingresa".

En este sentido, Pérez ha confirmado que ya está en marcha la auditoría externa para establecer el estado real de las cuentas municipales, a la vez que ha explicado que ésta tendrá dos patas fundamentales, por un lado un análisis económico y por otro un análisis de las actuaciones urbanísticas suscritas en los últimos años por el Gobierno local saliente.

DEUDAS EN OTROS AYUNTAMIENTOS

Desempleo y deudas de récord es la herencia que han dejado los ex alcaldes socialistas del sur y a la que ahora tienen que hacer frente sus sucesores del Partido Popular. La situación de Alcorcón se repite en otros ayuntamientos, como Pinto, donde el nuevo equipo de gobierno del PP se encuentra con que va a tener problemas incluso para pagar las nóminas y está a punto de quedarse sin línea de teléfono.

El PSOE sólo dejó en las arcas medio millón de euros y los gastos previstos para este mes en sueldos y suministros superan los 5 millones. La compañía telefónica ONO ya ha amenazado con cortar la línea a causa de una deuda de 90.000 euros. A pesar de ello, 48 horas antes de marcharse, el ahora ex alcalde Juan José Martín Nieto, aprobó el pago de 160 mil euros en concepto de indemnizaciones a tres directivos de la empresa municipal de limpieza. Lo primero que hará la alcaldesa, la popular Miriam Rabaneda, será poner en marcha una audotoría.

Algo similar ocurrirá en Getafe. Juan Soler ya ha anunciado que en el primer pleno posible pedirá dos auditorías para saber cuánto y cómo se ha gastado el dinero de los contribuyente el socialista Pedro Castro.

Y en Aranjuez, la nueva alcaldesa de Aranjuez, María José Martínez, en medio de una deuda que asciende a 175 millones de euros, reclama a los socialistas que devuelvan 25 ordenadores portátiles que se llevaron al abandonar el ayuntamiento. El equipo saliente dice que son particulares y dice que son insinuaciones falsas.