Ignacio González: "Los madrileños queremos ser solidarios, pero no primos"

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha exigido un reparto "equitativo y transparente" de la financiación del Estado -que según ha dicho arroja un saldo negativo para su región de 13.000 millones de euros-, porque los madrileños quieren ser "solidarios pero no primos".

En un acto deportivo en el Parque Juan Carlos I, González ha hecho referencia así al informe elaborado por la Comunidad de Madrid para evaluar el modelo actual de financiación, que según ha asegurado, se ha hecho "sin cocinas", siguiendo el criterio del Ministerio de Hacienda y teniendo en cuenta lo que recibe la región del Estado y los gastos que le acarrea el mantenimiento de los servicios públicos.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha asegurado este miércoles que con su propuesta para el nuevo modelo de financiación "bajo ningún concepto" ponen en cuestión el régimen especial de País Vasco y Navarra, pero a pesar de que los madrileños quieren seguir siendo solidarios, no quieren ser unos "primos".

"Bajo ningún concepto nosotros ponemos en cuestión el régimen de País Vasco y Navarra. Como es lógico, respetamos ese régimen especial reconocido constitucionalmente", ha señalado el presidente, quien ha precisado que "también constitucionalmente está recogido el principio de solidaridad entre todas las regiones sin que pueda haber discriminaciones ni privilegios".

Por lo tanto, ha continuado, es "perfectamente compatible que exista un régimen singular para estos territorios" y que estos territorios aporten a la solidaridad nacional de los españoles, que "es un principio también constitucional". Por eso, ha sostenido que "en estos momentos se debería reflexionar sobre la contribución a la solidaridad", más aún cuando "tienen una situación económica más próspera que otras".

"Ahora que se va a hablar del nuevo modelo de financiación... No creo que haya nadie que no quiera contribuir a la solidaridad y si alguien considera que no debe contribuir a la solidaridad, que lo diga", ha remarcado.

Así, ha indicado que lo que quiere Madrid es "unos recursos suficientes en razón a lo que pagan los madrileños" para poder hacer frente al pago de los servicios públicos y "sin dejar de ser solidarios con los demás". "Ya somos muy solidarios y lo vamos a seguir siendo, pero queremos ser solidarios pero no primos", ha remarcado el presidente autonómico.

BALANZAS FISCALES "SIN COCINAS", PESE A "TENTACIONES"

En este sentido, el responsable del Ejecutivo madrileño se ha referido a las balanzas fiscales y ha abogado por un utilizar un criterio "transparente y sin cocinar", en referencia al sistema coste-beneficio, que consiste en ver "qué ingresos desde el punto de vista fiscal se producen en cada territorio y cuánto se gasta el Estado en cada territorio para la prestación de servicios e inversión".

"Creo que publicar las balanzas fiscales no es malo. Nosotros defendemos que todo lo que tiene que ver con la financiación cuanto más transparente sea el sistema será mucho mejor a la hora de que hagamos adecuadamente los repartos de los recursos y tengamos un sistema lo más equilibrado y lo más justo", ha indicado.

González ha señalado que tras la realización de las balanzas fiscales se ve que la Comunidad de Madrid tiene un saldo negativo y genera "recursos suficientes" para pagar sus servicios. Ante esta situación, ha explicado que quieren pagar estos servicios con "una garantía": que los que aportan más no reciban nunca menos que lo que reciben el resto de los españoles por habitante para la prestación de los servicios, que es "la equidad".

"Y eso lo van a dar las balanzas fiscales, las haga quien las haga las hagan como las hagan, Cataluña, Madrid, Extremadura o Valencia, si tenemos claro que ése es el concepto a la hora de hacer la balanza fiscal y si no lo cocinamos por detrás, que tentaciones habrá muchas", ha defendido.

RECURSOS PARA SERVICIOS BASICOS

Así, ha dicho que los madrileños se sienten "maltratados" por el sistema de financiación vigente porque aportan "mucho" y reciben "menos" de lo que reciben el resto de españoles por habitante para financiar los servicios básicos, que son sanidad, educación y servicios sociales". "Yo no sé donde usted situaría a las cigüeñas. Yo desde luego no las situaría ahí", ha apostillado en relación a las balanzas fiscales presentadas por Extremadura.

A su juicio, si no se introducen "criterios de cocina", los resultados tienen que ser "muy parecidos en el sentido que Madrid recauda más del que recibe por parte del Estado".

"Si no, hay cocina", ha insistido González, quien en este punto se ha centrado en el término del 'ciudadano equivalente', al que se opone, ya que todo ciudadano tiene derecho a recibir servicios públicos.