Identificado el tercer ocupante de la cabina del avión de Spanair siniestrado

Identificado el tercer ocupante de la cabina del avión de Spanair siniestrado

El padre del tercer ocupante de la cabina del avión de Spanair que se estrelló en Barajas en 2008 ha reconocido ante el juez que una de las voces que se oyen en las grabaciones de las cajas negras del aparato es la de su hijo fallecido en el accidente, el auxiliar de vuelo Gabriel Guerrero.

El titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, Juan Javier Pérez, había citado esta mañana a petición de la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022, al padre del auxiliar de vuelo fallecido para que pudiera escuchar las conversaciones y confirmar que su hijo era la persona que viajaba en la cabina del avión junto al comandante y al copiloto.

Según han informado fuentes jurídicas, tras escuchar algunos fragmentos de las conversaciones, el padre de Gabriel Guerrero Durán, se ha "emocionado" y ha confirmado rápidamente que una de las voces era la de su hijo, uno de los 154 fallecidos en el accidente ocurrido en el aeropuerto de Barajas en agosto de 2008.

En las grabaciones recuperadas de las cajas negras del avión, que el pasado mes de mayo fueron difundidas por varios medios de comunicación, los pilotos comentan la avería detectada en la sonda de temperatura del aparato y la reparación que hicieron los técnicos de mantenimiento para que pudiera despegar.

Con la declaración del padre de Gabriel Guerrero, se descarta la primera hipótesis de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC) que en su informe preliminar sobre las causas del accidente identificó como "otro comandante de Spanair" al tercer ocupante de la cabina, que en un momento de la conversación cuestionó la eficacia de bajar la temperatura de la sonda del avión con hielo seco.

Esta mañana también ha comparecido ante el juez Loreto González, una de las supervivientes del accidente, que iba en la fila 2 del avión, y que ha explicado que una persona, que estaba sentada a su lado y vestía el uniforme de la compañía, se levantó antes del despegue y se dirigió a la cabina dejando el asiento libre.