Identificado el conductor que atropelló a un anciano y se dió a la fuga

La Policía Municipal de Madrid ha identificado al conductor que esta madrugada atropelló mortalmente a un anciano en la calle de Toledo y ha localizado en el distrito de Arganzuela el vehículo, en el que huía de una persecución policial. Según ha informado un portavoz del Ayuntamiento de Madrid, los hechos han sucedido sobre las seis de la mañana cuando un coche camuflado de la Policía Municipal ha observado cómo un vehículo que salía de un aparcamiento situado en la Gran Vía daba "bandazos".

Cuando los agentes le han dado el alto y han procedido a pedirle la documentación, el conductor ha huido del lugar aunque ha sido interceptado por otro coche patrulla que había sido alertado y con el que ha colisionado levemente.

Varios coches de Policía Municipal se han sumado a su búsqueda al tiempo que se ha recibido una llamada alertando de que, a la altura del número 134 de la calle de Toledo, un hombre de 77 años había sido atropellado en un paso de peatones regulado por semáforos.

Los datos del vehículo que han aportado los testigos han confirmado a los agentes -los mismos con los que había colisionado previamente- que se trataba del conductor fugado. Horas más tarde la Policía Municipal ha localizado el vehículo en el distrito de Arganzuela y ha identificado al conductor que, de momento, no ha sido localizado.

EL SUCESO

El atropello ocurría a primera hora de este jueves. Un hombre de 77 años que paseaba a su perro moría atropellado por un vehículo cuyo conductor se dio posteriormente a la fuga. Fuente de Emergencias Madrid han informado de que el suceso se produjo a la altura del número 134 de la calle Toledo de la capital poco después de las seis de la mañana.

El hombre cruzaba la calle por un paso de peatones regulado por semáforos cuando fue arrollado por un vehículo, cuyo conductor no se detuvo y que está siendo buscado por la Policía Municipal y la Policía Nacional.

Tras el impacto, que fue muy violento, el anciano quedó tendido en la calzada en parada cardiorrespiratoria y cuando los médicos del Samur llegaron al lugar del atropello constataron que presentaba un traumatismo cráneo-encefálico y fractura de pelvis.

Durante casi 30 minutos trataron de reanimarle pero finalmente sólo pudieron certificar su muerte, según las citadas fuentes. Así mismo, varios familiares del fallecido que se acercaron al lugar del atropello tuvieron que ser atendidos por psicólogos ya que presentaban crisis de ansiedad.El perro también murió como consecuencia del impacto.

MUERE ATROPELLADO POR UN AUTOBÚS INTERURBANO EN LA AVENIDA DE CÓRDOBA

Paralelamente, un hombre de 56 años fallecía este miércoles tras ser arrollado por un autobús interurbano en la avenida de Córdoba de Madrid, en las inmediaciones de un paso de peatones, en circunstancias que investiga la Policía Municipal. Según ha informado un portavoz de Emergencias Madrid, el suceso ha ocurrido sobre las 16.30 horas a la altura del número 12 de la avenida de Córdoba, en el distrito de Usera, en una zona con seis carriles de circulación, dos de ellos para autobuses situados en el centro de la calzada.

El atropello ha tenido lugar en las inmediaciones de un paso de peatones regulado por semáforos, y la Policía Municipal investiga ahora si el peatón cruzaba indebidamente o no, entre otras circunstancias del accidente.

El hombre, que es vecino de la zona, ha sido arrollado por un autobús de la empresa Aisa de la línea 423, que cubre el trayecto Madrid-Aranjuez, y aunque el conductor ha frenado al verlo, no ha podido evitar la colisión.

El impacto ha hecho que el hombre haya salido despedido unos cuatro o cinco metros y haya quedado tendido en la calzada, inconsciente. Cuando el Samur ha llegado sufría un traumatismo craneoencefálico severo, un traumatismo torácico y había entrado en parada cardiorrespiratoria.

Los facultativos le han practicado maniobras de reanimación durante treinta minutos, sin éxito. El conductor del autobús ha tenido que ser atendido por una fuerte crisis de ansiedad, mientras que ninguno de los viajeros del vehículo ha resultado herido.