Huelga indefinida de lavanderías hospitalarias, desde este viernes

La Asociación de Empleados de la Lavandería Central Hospitalaria y los sindicatos CC.OO. y CGT han convocado a partir de este viernes una huelga de carácter indefinido en protesta por la entrada en vigor de la gestión externalizada del recinto y por las condiciones laborales que implica la aplicación del convenio colectivo de las lavanderías industriales de la región.

Para los paros se han convocado unos servicios mínimos del 50 por ciento de la plantilla habitual, algo que ha sido tildado de "abusivo" por parte de CC.OO.

En un comunicado, el sindicato critica que la empresa adjudicataria de la gestión de la lavandería central haya mantenido su decisión de aplicar las condiciones laborales contenidas en el convenio de lavanderías industriales, que supone un "recorte" salarial del 43 por ciento de la retribución que percibían los empleados cuando estaban ligados laboralmente a la Comunidad de Madrid.

La secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC.OO. de Madrid, Rosa Cuadrado, considera "que es inadmisible que un cambio en la titularidad de la gestión en un centro de trabajo" suponga esa caída retributiva.

Por otro lado, Cuadrado ha criticado a la Consejería de Sanidad por emprender procesos de externalización mediante concursos públicos, eludiendo su responsabilidad "al no obligar a las empresas adjudicatarias a mantener las condiciones laborales de los trabajadores afectados por estos procesos".

FLISA ASUMIO LA GESTION EN DICIEMBRE

Fundosa Lavanderías Industriales (Flisa) y Lavandería Industrial Laundry Center pasaron a gestionar la lavandería central hospitalaria, que despliega servicio a 19 hospitales de la región, a partir de este mes, una medida que supondrá un ahorro de 36 millones de euros.

Antes de la entrada de la concesión, el 64 por ciento de los empleados de la lavandería central hospitalaria, 117 empleados de un total de 190, firmó el contrato laboral con Flisa. Por otro lado, un total de 123 trabajadores fijos estatutarios se han acogido al proceso de reordenación emprendido por la Consejería de Sanidad y se les ha aplicado un nuevo destino.

Por otro lado, la Asociación de Empleados de la Lavandería Central junto con sindicatos solicitó la convocatoria de huelga con carácter de urgencia para el día 28 de noviembre, si bien la petición fue denegada por la administración dado que, como servicio esencial, debía haberse cursado con al menos diez días de antelación y no cinco, como planteaban en su convocatoria.

El miércoles, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, expresó su deseo de que los trabajadores críticos con el proceso de externalización desistan de su intención de convocar huelga porque "no contribuye a nada positivo".

Lasquetty remarcó también que Flisa cuenta con "una enorme experiencia" ya que estaba lavando la ropa hospitalaria de varios hospitales, algunos tan importantes como el Ramón y Cajal o el Puerta del Hierro con esas mismas condiciones retributivas.